Probamos el nuevo Audi RS 3, el superdeportivo razonable

Con una carrocería de formato convencional y 400 CV de potencia, la segunda generación del Audi RS 3 todavía se carga de más razones para el aficionado. Lo probamos.
Miguel G. Puente.

Twitter: @autopista_es -

Probamos el nuevo Audi RS 3, el superdeportivo razonable
Probamos el nuevo Audi RS 3, el superdeportivo razonable

Por si algún potencial cliente sigue poniendo la excusa de la practicidad cuando se plantea el rapidísimo Audi TT RS, Audi vuelve a dar la solución (o ahora dos), lanzando los también rapidísimos y a la vez funcionales nuevos Audi RS 3, en dos formatos de carrocería, RS 3 Sportback tradicional y el nuevo RS 3 Sedan.

Audi RS 3, gusto chino para todo el mundo

Han pasado ya casi tres años desde que mostraron por primera vez un concepto de RS3 Sedan, el Audi A3 Clubsport Quattro Concept. Con ojos europeos, en el que los SUV copaban todas las novedades del mercado, lanzar aquél señuelo de un deportivo basado en una carrocería de tres volúmenes parecían simples fuegos de artificio. Una oferta para el mercado chino. Pues no. El éxito del Mercedes CLA en Europa ha demostrado que el formato no solo gusta en China. Y aunque el chino será el primer mercado para Audi, a partir de agosto también se podrá disfrutar en Europa del Audi RS 3 Sedán.

¿Y qué es Audi RS 3 Sedán? Una navaja suiza. Lo tiene todo y vale para todo. Eso, a menos que quieras salir con él por caminos (algo que la mayoría de usuarios de un SUV jamás hará, por otra parte), porque han rebajado la suspensión 25 mm respecto a un Audi A3 normal. Tiene el maletero que le puede faltar al clásico coche compacto, cuatro buenas plazas y una quinta algo más apretada, razonable confort de suspensión (al menos con las amortiguación opcional magnética que pudimos probar), gran aislamiento acústico… Esto, envuelto en el tradicional diseño inconfundible de Audi, serán las excusas para que un amante del automóvil encuentre suficientes justificaciones de índole práctico. Las que necesitaría si pensaba en comprar un superdeportivo y necesidades cotidianas le frenaban.

Audi RS 3 SportbackPero el Audi RS 3 Sedán no necesita justificaciones a quien le gustan los coches. Su simple colección de cifras, con los 400 caballos de potencia encabezándola, ya hace que sea uno de los coches más apetecibles del momento. En cuanto se pone en marcha, un ronco tosido en el escape te dice (y al resto que pasa por allí), que se ha despertado un motor poderoso. En un momento ronronea como un gato, sin provocar vibraciones en el interior, ni el menor aspaviento acústico, a menos que se lo indique el conductor, que puede regular una mariposa en el escape con la que enaltecer el sonido que emite.

Como buen “coche para todo” puedes iniciar la marcha en el nuevo Audi RS 3 con total suavidad. Es automático, lleva un cambio de doble embrague de siete marchas S-Tronic, que igual se comporta con dulzura pasando marchas tanto si arrancamos suave, como si pisamos con ganas el acelerador. La dirección se maneja con dos dedos a pesar de los anchos neumáticos de 255 mm de sección (los opcionales, porque los de serie son dos centímetros más estrechos e iguales a los traseros). Esta unidad lleva frenos carbocerámicos, una opción que significa que tiene vocación para entrar incluso en un circuito, ser “zurrado” sin piedad y poder sobrevivir en el intento. El tacto del pedal pasaría inadvertido a cualquiera, con una frenada potente sin necesidad de hacer mucha fuerza en él. Vamos, lo esperable en un Audi.

Audi RS 3: una bala deportiva

Todo este preámbulo viene porque el Audi RS 3 tiene también la vertiente deportiva que sugiere su diseño, tanto exterior como interior. No, es cosmética, el Audi RS 3 es un deportivo con mayúsculas. Porque si en lugar de pisar suave el acelerador, lo llevas al fondo, se activa una catapulta que te lleva en 4,1 segundos a 100 km/h. La cifra puede no decir nada, pero incluso avisando, el ocupante del asiento trasero pierde las gafas que lleva de diadema… En este ejercicio el ambiente acústico es peculiar, por llamarlo de alguna manera. Se trata del sonido característico de los motores de cinco cilindros. Si nunca has escuchado uno, hay miles de videos de cuando Audi ganaba en el mundial de rallies. Exactamente te traslada a ese ambiente.

Audi RS 3No les ha importado a los ingenieros de Audi que también escuches el turbo, han dejado que ese sonido se cuele al habitáculo cuando de verdad aprietas al coche, para convertir el RS 3 en un simulador de rally sin nada de virtualidad. Lo bueno de esto es que los niveles de ruido y de tensión provocada se mantienen en niveles muy contenidos. Es tan fácil de conducir como si no estuvieras manejando semejante potencia. Por supuesto, la explicación viene de la electrónica (con dos niveles posibles en el control de estabilidad, uno más permisivo con los desequilibrios que provoque el conductor) y de la tracción total variable, la última generación de Haldex, capaz de que en algunos instantes el coche pueda parecer un propulsión trasera.

 En estos episódicos arrebatos el consumo del nuevo Audi RS 3 puede subir a los 20 l/100 km, pero en cuanto las aguas vuelven al mundo real, se puede bajar de diez. Por algo es un motor de nueva generación, completamente distinto al de anteriores RS 3, realizado íntegramente en aluminio (algo de magnesio se cuela en la parte inferior) para que pese nada menos que 26 kilos menos. Así se explica en parte la facilidad con la que el tren delantero entra en las curvas y la sensación de ausencia de inercias en las curvas.

Cuando las aguas vuelven a serenarse y el motor a ronronear apreciarás las nuevas ayudas a la conducción. Por ejemplo, la función de conducción en atascos –no, no tuvimos y no pudimos probarlo- que permite desocuparse un poco de pedales e incluso de volante por debajo de 65 km/h. O los radares para ayudar en la maniobra de marcha atrás. Funciones conocidas de los últimos productos del grupo Volkswagen, pero que en un coche “práctico” como este deportivo no podían faltar.

 Te puedes preguntar para qué quieres tantos caballos. O cómo explicar en casa los más de 50.000 euros que sin duda costará cuando llegue en agosto. Pero si te apasionan los coches, este es candidato a ser el más “razonable” de tus caprichos.

También te puede interesar:

Todos los nuevos coches de Audi hasta 2023

El nuevo Audi RS 3 Sportback, en vídeo

El nuevo Audi A5 Sportback vs Opel Insignia

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...