Audi Q7 3.0 TDI Quattro Tiptronic

Cuando Audi se propuso construir un todo terreno, tenía muy claro que el coche debía ser la trasposición al campo de lo que sus fastuosas berlinas ofrecen en el asfalto. Y eso es el Q7, la gran berlina del monte. Es un coche portentoso en cuanto a comodidad, lujo y prestaciones. Lástima que, en realidad, no sea un auténtico todo terreno.
-
Audi Q7 3.0 TDI Quattro Tiptronic
Audi Q7 3.0 TDI Quattro Tiptronic

Más deportivo que el Q7, el X5 es un rival muy poderoso que, además, está a punto de ser renovado. En la nueva generación ya habrá siete plazas, pero, por ahora, no dispone de ese extra, con lo que, en cuestión de habitabilidad y utilidad práctica, todavía gana el Q7.
Rodando, el motor del Q7 tiene una ligera ventaja en potencia, si bien están parejos en cantidad de par motor. Como los sistemas de tracción y transmisión son muy parecidos, las prestaciones están muy igualadas, con una pequeña ventaja para el X5 en aceleración. Esta diferencia se debe, sobre todo, al peso: más pequeño y ligero, el X5 aprovecha esta diferencia de volumen para imponerse en este apartado.
Por lo demás, hay que buscar las diferencias en el equipamiento de serie, que, a igualdad de precio, resulta algo más lucido en el Audi.

Es más pequeño en dimensiones que el Q7, lo que inclina la balanza de la habitabilidad y la practicidad hacia nuestro protagonista, pero no por esto hay que dejar de lado al Jeep Grand Cherooke. En esta versión 3.0 CRD, el todo terreno americano por excelencia emplea un corazón europeo, un motor de Mercedes, para hacer frente al Audi. Sin embargo, el coche alemán gana en prestaciones gracias al puñado de caballos de más que tiene y, sobre todo, a la mayor deportividad de su chasis. Y eso que el Jeep es bastante más ligero que el Audi.
En cuanto a los acabados, siendo los dos coches de alto nivel, el Q7 está un poco por encima en refinamiento y confort. Sus siete plazas son un argumento imbatible para el Jeep, lo mismo que su equipamiento de serie, claramente superior a pesar de que los precios son muy parejos. El que quiera un siete plazas Jeep, debería irse a por el Commander, que también utiliza este propulsor.

Considerado como el rey de los todo terrenos de lujo, el Range es un rival que hace claramente sombra al Audi Q7. Su esquema de tracción total con reductora y bloqueos, unido al sistema de gestión de la tracción Reponse Terrain, se convierte en un arma demasiado poderosa. Sencillamente, el Range Rover es capaz de llegar a lugares a los que el Q7 es incapaz de acceder.
Esa ventaja desequilibra el duelo y nos lleva a concluir que el ganador es el Range, si bien hay aspectos en los que el Audi lleva ventaja. Para empezar, tiene siete asientos, cosa que no ofrece el coche de Land Rover. Además, hasta la llegada del TDV8 de 272 CV, su motor, más grande, ofrece muchos más caballos, lo que hace que, en carretera, el Range no tenga nada que hacer frente al Audi. El mayor peso del coche británico también influye en este apartado de prestaciones.
Después, en acabados y materiales están muy igualados, ambos lujosos y muy bien terminados.
En cuanto al equipamiento, aunque sus precios de salida son muy parecidos, es más interesante el Audi, pues aporta muchos más elementos de serie.

Algo más barato que el Q7, este Mercedes Benz ML 320 CDI es un rival que se defiende muy bien en el cara a cara. Casi igualados en prestaciones, el coche de la estrella es más agradable en la carretera gracias a su caja de cambios de siete relaciones, que aporta un extra de confort y ahorro.
Además, aunque de serie no lo lleva, puede montar como opción la caja reductora y los bloqueos, lo que hace que sea mucho mejor en el campo.
Por nivel de acabados, el Mercedes está también un poco por delante, lo mismo que en materiales. A cambio, el Audi, además de las siete plazas, ofrece un equipamiento de serie más amplio y actualizado.

Más deportivo que el Q7, el X5 es un rival muy poderoso que, además, está a punto de ser renovado. En la nueva generación ya habrá siete plazas, pero, por ahora, no dispone de ese extra, con lo que, en cuestión de habitabilidad y utilidad práctica, todavía gana el Q7.
Rodando, el motor del Q7 tiene una ligera ventaja en potencia, si bien están parejos en cantidad de par motor. Como los sistemas de tracción y transmisión son muy parecidos, las prestaciones están muy igualadas, con una pequeña ventaja para el X5 en aceleración. Esta diferencia se debe, sobre todo, al peso: más pequeño y ligero, el X5 aprovecha esta diferencia de volumen para imponerse en este apartado.
Por lo demás, hay que buscar las diferencias en el equipamiento de serie, que, a igualdad de precio, resulta algo más lucido en el Audi.

Es más pequeño en dimensiones que el Q7, lo que inclina la balanza de la habitabilidad y la practicidad hacia nuestro protagonista, pero no por esto hay que dejar de lado al Jeep Grand Cherooke. En esta versión 3.0 CRD, el todo terreno americano por excelencia emplea un corazón europeo, un motor de Mercedes, para hacer frente al Audi. Sin embargo, el coche alemán gana en prestaciones gracias al puñado de caballos de más que tiene y, sobre todo, a la mayor deportividad de su chasis. Y eso que el Jeep es bastante más ligero que el Audi.
En cuanto a los acabados, siendo los dos coches de alto nivel, el Q7 está un poco por encima en refinamiento y confort. Sus siete plazas son un argumento imbatible para el Jeep, lo mismo que su equipamiento de serie, claramente superior a pesar de que los precios son muy parejos. El que quiera un siete plazas Jeep, debería irse a por el Commander, que también utiliza este propulsor.

Considerado como el rey de los todo terrenos de lujo, el Range es un rival que hace claramente sombra al Audi Q7. Su esquema de tracción total con reductora y bloqueos, unido al sistema de gestión de la tracción Reponse Terrain, se convierte en un arma demasiado poderosa. Sencillamente, el Range Rover es capaz de llegar a lugares a los que el Q7 es incapaz de acceder.
Esa ventaja desequilibra el duelo y nos lleva a concluir que el ganador es el Range, si bien hay aspectos en los que el Audi lleva ventaja. Para empezar, tiene siete asientos, cosa que no ofrece el coche de Land Rover. Además, hasta la llegada del TDV8 de 272 CV, su motor, más grande, ofrece muchos más caballos, lo que hace que, en carretera, el Range no tenga nada que hacer frente al Audi. El mayor peso del coche británico también influye en este apartado de prestaciones.
Después, en acabados y materiales están muy igualados, ambos lujosos y muy bien terminados.
En cuanto al equipamiento, aunque sus precios de salida son muy parecidos, es más interesante el Audi, pues aporta muchos más elementos de serie.

Algo más barato que el Q7, este Mercedes Benz ML 320 CDI es un rival que se defiende muy bien en el cara a cara. Casi igualados en prestaciones, el coche de la estrella es más agradable en la carretera gracias a su caja de cambios de siete relaciones, que aporta un extra de confort y ahorro.
Además, aunque de serie no lo lleva, puede montar como opción la caja reductora y los bloqueos, lo que hace que sea mucho mejor en el campo.
Por nivel de acabados, el Mercedes está también un poco por delante, lo mismo que en materiales. A cambio, el Audi, además de las siete plazas, ofrece un equipamiento de serie más amplio y actualizado.

Más deportivo que el Q7, el X5 es un rival muy poderoso que, además, está a punto de ser renovado. En la nueva generación ya habrá siete plazas, pero, por ahora, no dispone de ese extra, con lo que, en cuestión de habitabilidad y utilidad práctica, todavía gana el Q7.
Rodando, el motor del Q7 tiene una ligera ventaja en potencia, si bien están parejos en cantidad de par motor. Como los sistemas de tracción y transmisión son muy parecidos, las prestaciones están muy igualadas, con una pequeña ventaja para el X5 en aceleración. Esta diferencia se debe, sobre todo, al peso: más pequeño y ligero, el X5 aprovecha esta diferencia de volumen para imponerse en este apartado.
Por lo demás, hay que buscar las diferencias en el equipamiento de serie, que, a igualdad de precio, resulta algo más lucido en el Audi.

Es más pequeño en dimensiones que el Q7, lo que inclina la balanza de la habitabilidad y la practicidad hacia nuestro protagonista, pero no por esto hay que dejar de lado al Jeep Grand Cherooke. En esta versión 3.0 CRD, el todo terreno americano por excelencia emplea un corazón europeo, un motor de Mercedes, para hacer frente al Audi. Sin embargo, el coche alemán gana en prestaciones gracias al puñado de caballos de más que tiene y, sobre todo, a la mayor deportividad de su chasis. Y eso que el Jeep es bastante más ligero que el Audi.
En cuanto a los acabados, siendo los dos coches de alto nivel, el Q7 está un poco por encima en refinamiento y confort. Sus siete plazas son un argumento imbatible para el Jeep, lo mismo que su equipamiento de serie, claramente superior a pesar de que los precios son muy parejos. El que quiera un siete plazas Jeep, debería irse a por el Commander, que también utiliza este propulsor.

Considerado como el rey de los todo terrenos de lujo, el Range es un rival que hace claramente sombra al Audi Q7. Su esquema de tracción total con reductora y bloqueos, unido al sistema de gestión de la tracción Reponse Terrain, se convierte en un arma demasiado poderosa. Sencillamente, el Range Rover es capaz de llegar a lugares a los que el Q7 es incapaz de acceder.
Esa ventaja desequilibra el duelo y nos lleva a concluir que el ganador es el Range, si bien hay aspectos en los que el Audi lleva ventaja. Para empezar, tiene siete asientos, cosa que no ofrece el coche de Land Rover. Además, hasta la llegada del TDV8 de 272 CV, su motor, más grande, ofrece muchos más caballos, lo que hace que, en carretera, el Range no tenga nada que hacer frente al Audi. El mayor peso del coche británico también influye en este apartado de prestaciones.
Después, en acabados y materiales están muy igualados, ambos lujosos y muy bien terminados.
En cuanto al equipamiento, aunque sus precios de salida son muy parecidos, es más interesante el Audi, pues aporta muchos más elementos de serie.

Algo más barato que el Q7, este Mercedes Benz ML 320 CDI es un rival que se defiende muy bien en el cara a cara. Casi igualados en prestaciones, el coche de la estrella es más agradable en la carretera gracias a su caja de cambios de siete relaciones, que aporta un extra de confort y ahorro.
Además, aunque de serie no lo lleva, puede montar como opción la caja reductora y los bloqueos, lo que hace que sea mucho mejor en el campo.
Por nivel de acabados, el Mercedes está también un poco por delante, lo mismo que en materiales. A cambio, el Audi, además de las siete plazas, ofrece un equipamiento de serie más amplio y actualizado.

Más deportivo que el Q7, el X5 es un rival muy poderoso que, además, está a punto de ser renovado. En la nueva generación ya habrá siete plazas, pero, por ahora, no dispone de ese extra, con lo que, en cuestión de habitabilidad y utilidad práctica, todavía gana el Q7.
Rodando, el motor del Q7 tiene una ligera ventaja en potencia, si bien están parejos en cantidad de par motor. Como los sistemas de tracción y transmisión son muy parecidos, las prestaciones están muy igualadas, con una pequeña ventaja para el X5 en aceleración. Esta diferencia se debe, sobre todo, al peso: más pequeño y ligero, el X5 aprovecha esta diferencia de volumen para imponerse en este apartado.
Por lo demás, hay que buscar las diferencias en el equipamiento de serie, que, a igualdad de precio, resulta algo más lucido en el Audi.

Es más pequeño en dimensiones que el Q7, lo que inclina la balanza de la habitabilidad y la practicidad hacia nuestro protagonista, pero no por esto hay que dejar de lado al Jeep Grand Cherooke. En esta versión 3.0 CRD, el todo terreno americano por excelencia emplea un corazón europeo, un motor de Mercedes, para hacer frente al Audi. Sin embargo, el coche alemán gana en prestaciones gracias al puñado de caballos de más que tiene y, sobre todo, a la mayor deportividad de su chasis. Y eso que el Jeep es bastante más ligero que el Audi.
En cuanto a los acabados, siendo los dos coches de alto nivel, el Q7 está un poco por encima en refinamiento y confort. Sus siete plazas son un argumento imbatible para el Jeep, lo mismo que su equipamiento de serie, claramente superior a pesar de que los precios son muy parejos. El que quiera un siete plazas Jeep, debería irse a por el Commander, que también utiliza este propulsor.

Considerado como el rey de los todo terrenos de lujo, el Range es un rival que hace claramente sombra al Audi Q7. Su esquema de tracción total con reductora y bloqueos, unido al sistema de gestión de la tracción Reponse Terrain, se convierte en un arma demasiado poderosa. Sencillamente, el Range Rover es capaz de llegar a lugares a los que el Q7 es incapaz de acceder.
Esa ventaja desequilibra el duelo y nos lleva a concluir que el ganador es el Range, si bien hay aspectos en los que el Audi lleva ventaja. Para empezar, tiene siete asientos, cosa que no ofrece el coche de Land Rover. Además, hasta la llegada del TDV8 de 272 CV, su motor, más grande, ofrece muchos más caballos, lo que hace que, en carretera, el Range no tenga nada que hacer frente al Audi. El mayor peso del coche británico también influye en este apartado de prestaciones.
Después, en acabados y materiales están muy igualados, ambos lujosos y muy bien terminados.
En cuanto al equipamiento, aunque sus precios de salida son muy parecidos, es más interesante el Audi, pues aporta muchos más elementos de serie.

Algo más barato que el Q7, este Mercedes Benz ML 320 CDI es un rival que se defiende muy bien en el cara a cara. Casi igualados en prestaciones, el coche de la estrella es más agradable en la carretera gracias a su caja de cambios de siete relaciones, que aporta un extra de confort y ahorro.
Además, aunque de serie no lo lleva, puede montar como opción la caja reductora y los bloqueos, lo que hace que sea mucho mejor en el campo.
Por nivel de acabados, el Mercedes está también un poco por delante, lo mismo que en materiales. A cambio, el Audi, además de las siete plazas, ofrece un equipamiento de serie más amplio y actualizado.

Galería relacionada

Audi Q7 Extendida2

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...