Audi Q5 2017: a prueba el nuevo SUV premium

El Audi Q5 2017 no es una revolución en diseño, pero sí una clara evolución, con importantes mejoras en confort, eficiencia, dinamismo y conectividad.
Rafael Guitart .

Twitter: @GuitartRafa -

Audi Q5 2017: a prueba el nuevo SUV premium
Audi Q5 2017: a prueba el nuevo SUV premium

Con motivo de la inauguración de la nueva fábrica de Audi en Puebla (México), donde se construye el nuevo Audi Q5 2017 para todo el mundo –excepto China-, hemos tenido la oportunidad de probar el nuevo modelo SUV intermedio de la marca alemana. Nuevo estilo y nuevas funcionalidades para el Q5, que sigue las pautas del Q7 en materia de tecnología y emplea su misma plataforma MLB Evo desarrollada para la instalación de motores longitudinales.

Audi, que logró con el Audi Q5 2017 ser el modelo más vendido del mundo en su categoría, espera revalidar la posición de éxito con la nueva edición de este SUV Premium, gracias a las mejoras introducidas, entre ellas, la posibilidad de incorporar una eficaz suspensión neumática de altura variable, nueva tracción total quattro con tecnología ultra, dirección dinámica –que varía sus desmultiplicación en función de la velocidad y del ángulo de giro del volante-, diferencial trasero deportivo, además de multitud de ayudas a la conducción e innovadoras funciones en materia de conectividad y entretenimiento a bordo.

Audi Q5 2017 pruebaAudi Q5 2017: línea actualizada

Con una línea evolucionada, un perfil más marcado, un parrilla Singleframe tridimensional de nuevo cuño y unos grupos ópticos más estilizados (opcionalmente podrán ser de tipo led matriciales), el nuevo Q5 es más largo, ancho y alto que la versión precedente. Mide 4,66 metros de largo, 1,89 metros de ancho y 1,66 de alto, mientras que la batalla alcanza 2,82 metros para favorecer el espacio interior.

El peso total del conjunto se ha rebajado hasta 90 kg respecto al Audi Q5 de anterior generación con el empleo de aceros ligeros de alta resistencia y aluminio, y anuncia una aerodinámica muy lograda de 0,30 Cx, gracias a las líneas suaves de la carrocería, a los bajos carenados e incluso al diseño específico de las llantas y neumáticos, que favorecen el flujo de aire canalizado desde la parrilla delantera hasta los laterales o bajo el suelo del Audi Q5.

Las nuevas dimensiones han permitido un interior más holgado, especialmente en las plazas posteriores, donde sus ocupantes notarán más espacio para las piernas y mayor altura para la cabeza. Además, con la opción de asientos desplazables se pueden ganar 13 cm adicionales si se deslizan las banquetas hasta su posición más retrasada. 

Audi Q5 2017 pruebaAudi Q5 2017: interior Premium de verdad

Como es costumbre en la marca alemana, el interior del Audi Q5 cumple a la perfección las expectativas y está en línea con los productos más recientes de Audi. Buenos materiales, todo muy cuidado y bien situado, equipamiento muy completo y multitud de opciones para personalizarlo al gusto, desde sistemas de climatización, volante calefactado, asientos eléctricos con masaje, equipo de sonido de alta potencia, iluminación ambiental con 30 tonos seleccionables, etc.

Por supuesto, no podía faltar el cuadro de mandos digital virtual cockpit de última generación configurable a voluntad del conductor con instrumentación grande o pequeña, con mapas e información relevante…  Head-Up Display y MMI Plus con zona táctil, conexión a Internet 4G, WiFi para conectar hasta 8 dispositivos, recarga por inducción para smartphones con protocolo Qi, etc.

Lo que nos ha sorprendido es que la pantalla del navegador no es capacitiva, los expertos nos comentan que prefieren hacer un manejo sencillo e intuitivo desde la ruleta del MMI a que las funciones se realicen de forma táctil, con la pantalla llena de huellas.

Audi Q5 2017: buenos detalles

Como comentábamos anteriormente, las plazas traseras, que ofrecen bastante especio ya en su posición más adelantada, pueden contar con asientos deslizantes longitudinalmente en dos partes y con respaldos reclinables, de forma que se logra mayor comodidad para los ocupantes cuando no se requiere del máximo espacio en el maletero. Además, pueden abatirse en tres secciones independientes para facilitar la carga de objetos de grandes dimensiones.

En este caso, la capacidad del maletero puede variar entre 550 y 610 litros según la posición de la banqueta posterior —son 10 litros más que antes—. También puede disponer de un sensor “manos libres” que permite abrir y cerrar el portón con el pie y la posibilidad de rebajar la altura de la carrocería en la parte trasera —mediante un pulsador situado dentro del maletero— para que sea más cómodo el acceso, en las versiones dotadas con suspensión neumática.

Audi Q5 2017: alta tecnología

La nueva edición del Q5, que hereda la mayoría de las soluciones conocidas en los nuevos A4 y Q7 destaca por su gran profusión de dispositivos en materia de seguridad y ayudas a la conducción, con elementos como el asistente predictivo de eficiencia, faros Led y Matrix Led con intermitentes dinámicos de encendido secuencial, asistente para atascos, aviso de salida del habitáculo para pasajeros, supervisión de ángulo ciego y tráfico trasero cruzado, mantenimiento activo de carril y detección de peatones con frenada automática, función de punto muerto inteligente, que desacopla el cambio en los modelos automáticos teniendo en cuenta los datos del radar frontal, velocidad y cartografía, etc.

Las versiones de cuatro cilindros ya incluyen la nueva transmisión quattro ultra, con eje trasero conectable en función de las necesidades y reparto variable, mientras que el 3.0 TDI recurre al sistema quattro convencional, que puede añadir diferencial deportivo trasero con posibilidad de reparto de par entre las ruedas posteriores.

Audi Q5 2017: motores potentes y eficientes

Inicialmente contará con un único motor de gasolina 2.0 TFSI  de 252 CV con caja S tronic de 7 velocidades, y con cuatro diésel: un bloque 2.0 TDI en variantes de 150, 163 y 190 CV (el primero de ellos manual de 6 velocidades y el resto con S tronic de 7), además de un V6 3.0 TDI de 286 CV y más de 63 mkg de par asociado a un cambio automático Tiptronic de 8  marchas.

Audi Q5 2017 pruebaSe ofrecerán diferentes tipos de suspensión: standard, sport, activa y neumática regulable (60 mm) en cinco niveles, independientemente de la motorización elegida. La versión híbrida, que será enchufable y con una autonomía de unos 50 km en modo exclusivamente eléctrico, no llegará al mercado hasta el año 2018.

Durante la toma de contacto que hemos realizado en la Baja California mejicana, sólo hemos tenido la oportunidad de conducir la versión de gasolina TFSI 2.0 de 252 CV y el 3.0 TDI de 286 CV, ambos con suspensión neumática regulable. El motor de gasolina se muestra especialmente fino, con gran capacidad para subir de régimen y bastante silencioso. Asociado al cambio de doble embrague S tronic de siete velocidades permite sacar buen partido del conjunto en zonas viradas, pues se nota especialmente ágil, gracias a la ligereza del conjunto y a la rapidez del cambio de marchas.

Por su parte, el 3.0 TDI V6, algo más pesado, saca ventaja de su mayor potencia y de su descomunal cifra de par, que supera los 60 mkg. Ahora cuenta con caja Tiptronic de 8 velocidades con convertidor de par en lugar de la S tronic de 7, lo que le permite alargar el desarrollo del cambio para reducir los consumos. En modo Efficiency puede desacoplar la caja para rodar «a vela», bajando aún más el gasto, que puede llegar a rondar los 6 l/100 km de media si no se abusa mucho del pedal del acelerador.

Sus cifras de prestaciones son espectaculares y siempre dispone de par de reserva para catapultar al Audi Q5 con extrema facilidad. Destaca el trabajo efectuado en el chasis, con mayor rigidez, una dirección muy precisa y una suspensión capaz de absorber fuertes irregularidades con gran eficacia.

Incluso en pistas no asfaltadas hace gala de buenas aptitudes, proporcionado interesantes cotas TT en el modo lift/offroad. Cuenta con la posibilidad de equipar sistema de control de descensos, inclinómetro, indicador de ángulos de ascenso y descenso para favorecer la tarea al conductor. La suspensión neumática proporciona gran comodidad y ofrece la posibilidad de seleccionar cinco niveles de altura (hasta +45 o -15 mm) respecto al modo estándar (178 mm de altura libre), si bien en el modo más alto la velocidad máxima se encuentra limitada a 35 km/h, bajando automáticamente la altura de la carrocería en caso de que se supere dicha cifra. Lo mismo ocurre con los otros modos de funcionamiento; a mayor velocidad, menor altura de la carrocería. Si durante un periodo de tiempo de unos dos minutos disminuye la velocidad, la altura de la carrocería recupera su nivel anterior.

En resumen, nos ha parecido un producto redondo, de calidad, dotado de un arsenal de ayudas tecnológicas de alto nivel y con unas dimensiones muy interesantes para quien busque un modelo amplio y polivalente. La suspensión neumática, opcional, mejora el confort, aumenta las posibilidades de uso y favorece la conducción sobre cualquier tipo de trazado.

También te puede interesar

- Audi Q5 2017, más tamaño y tecnología para el SUV alemán

- Comparativa SUV: Audi Q2, Mercedes GLA y Mini Countryman

- BMW Concept X2, fusión de conceptos: SUV y coupé

 

 

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...