Audi Q5, BMW X3 y Mercedes GLC: ¿cuál es mejor SUV?

Comparamos los Audi Q5, BMW X3 y Mercedes GLC en versiones con motor Diesel y tracción total. ¿El objetivo? Saber cuál es el mejor SUV premium medio.
Lorenzo Alcocer / Fotos: Israel Gardyn -
Audi Q5, BMW X3 y Mercedes GLC: ¿cuál es mejor SUV?
Audi Q5, BMW X3 y Mercedes GLC: ¿cuál es mejor SUV?

La llegada del nuevo Audi Q5 reaviva la lucha con sus rivales naturales, los SUV premium de tamaño medio. En versión Diesel 2.0 TDI de 190 CV, tracción quattro y cambio S Tronic, lo enfrentamos al BMX X3 20D xDrive Steptronic de 190 CV y el Mercedes GLC 220D 4Matic 9G-Tronic de 170 CV

Sinónimo de imagen, polivalencia y "moda", los SUV se han afianzado en el mercado y en prácticamente todas las gamas de todos los fabricantes. Los modelos Q, X y GL, en cualquiera de sus escalas, son los representantes SUV de Audi, BMW y Mercedes, sin que sus capacidades de aventura sean precisamente prioridad ni quizá objetivo para el cliente. Pero si también lo son, el Mercedes GLC y ahora el nuevo Audi Q5 ofrecen en opción suspensiones neumáticas, con las que versatilidad y "exquisitez" de rodadura suman no pocos enteros. En esta ocasión, la unidad probada del Audi Q5 montaba dichas suspensiones neumáticas, no así el Mercedes GLC, que contaba con muelles metálicos convencionales (ambos montaban llantas de 20 pulgadas y neumáticos más anchos). El BMW X3 no ofrece esta posibilidad de suspensión, pero te deja configurar un bastidor realmente deportivo, como la unidad que hemos tenido, que contaba con la dirección deportiva variable (modifica la relación de desmultiplicación), amortiguación pilotada y el sistema Performance Control, que prioriza el giro de cada rueda de forma independiente según circunstancias, agilizando más si cabe su actitud (también montaba neumáticos sobredimensionados en llantas de 19 pulgadas con mayor anchura en el eje trasero). Las configuraciones de producto que permiten estas marcas son tan extensas y variadas que resulta repetitivo comentar lo difícil que es comparar versiones equivalentes entre estos fabricantes. En definitiva, que en tus manos está adecuar tu Audi, BMW o Mercedes a tus personalísimos gustos y necesidades.  

PRESTACIONES Audi Q5 2.0 TDI 190 quattro S Tronic BMW X3 20D 190 xDrive Steptronic Mercedes GLC 220D 4Matic 170 9G-Tronic
Acel. 0-100 km/h 8,7 s 8,55 s 7,86 s
Acel. 0-1000 metros 30,4 s 30,4 s 29,5 s
Adelantamiento 80-120 km/h 6,65 s 6,38 s 6,2 s
Sonoridad 100 km/h 62 dB 64 dB 63 dB
Sonoridad 120 km/h 65,4 dB 67,6 dB 66,5 dB
Frenada desde 140 km/h 68,2 m 75 m 77,9 m
Peso en báscula 1.977 kg 1.867 kg 1.914 kg

Audi Q5, BMW X3 y Mercedes GLC: comportamiento

Con la suspensión neumática del Audi Q5 (2.385 euros) conseguirás disponer de diferentes respuestas de suspensión, desde un flexible modo Comfort, que en general transmite mucha comodidad (y refinamiento) de rodadura, hasta un firme modo Dynamic (endurece respuesta y rebaja la altura de la carrocería 15 mm, cuando ya está 22 mm más baja que con muelles metálicos.) Si no me ha parecido el Q5 en modo Comfort significativamente más confortable que el comodísimo Mercedes GLC, seleccionado el modo Dynamic el Audi te ofrece una precisión de marcha cuando ruedas deprisa que no te ofrece el Mercedes. A toque de tecla, el Q5 se torna en un coche cómodamente firme, más sujeto de carrocería y más directo de reacciones, lo que agradeces a alta velocidad y entre curvas. Y es ahí donde el GLC te marca un mínimo balanceo y un tiempo de apoyo, que a altas velocidades no te genera la confianza ni tienes el control que con el Q5

Audi Q5, BMW X3 y Mercedes GLCA sensaciones no hay quien bata al BMW X3. Es claramente el modelo más directo, o mejor dicho, es la unidad de estas tres versiones probadas más directa entre una acción tuya y la posterior reacción del coche. De inmediato, sientes un tren delantero muy rápido, sensaciones que se acrecientan si te acabas de bajar de uno de sus adversarios. Con muy poco "volanteo", el X3 gira mucho y apoya muy plano, inducido también por una amortiguación pilotada que responde según los modos de conducción (Eco, Comfort, Sport y Sport+). Animado a entrar en curva más deprisa y acelerar antes, sientes que su sistema xDrive trabaja de una manera más activa y, llegado el caso, induce también el giro por aceleración. Q5 y GLC los sientes más neutros y el Mercedes más aparatoso si insistes en llevarlo muy rápido por trazados sinuosos. Hasta cuando pisas el pedal del freno, el BMW X3 te transmite antes que sus rivales una fuerte capacidad de deceleración. Quizá la configuración probada en el X3 sea un tanto extrema y dirigida hacia unos gustos muy personales. El GLC sería el polo opuesto y el Q5 representaría el término medio, como también al mejor especialista si abandonamos el asfalto. El Audi cuenta con un modo all-road que eleva 25 mm la altura de la carrocería y un segundo modo de campo, lift/offroad, la eleva otros 20 mm, hasta una velocidad de 35 km/h. Con estas funciones de su suspensión neumática, dinámicamente no se convierte en un puro y rudo todo-terreno, pero si ofrece unas posibilidades de "escalada" y despreocupación muy superiores a las del GLC y sobre todo del X3. 

CONSUMOS Audi Q5 2.0 TDI 190 quattro S Tronic BMW X3 20D 190 xDrive Steptronic Mercedes GLC 220D 4Matic 170 9G-Tronic
Consumo en ciudad 7,8 l/100 km 7,5 l/100 km 7,5 l/100 km
Consumo en carretera 6,2 l/100 km 6,2 l/100 km 6,1 l/100 km
Consumo medio 6,8 l/100 km 6,7 l/100 km 6,7 l/100 km

Audi Q5, BMW X3 y Mercedes GLC: así rinden sus motores Diesel

De nuevo el temperamento mecánico lo pone el BMW. Su motor se puede sentir el menos fino, pero pronto sientes un empuje instantáneo a poco que acaricies el acelerador. Seguramente el convertidor de su gran cambio automático de 8 velocidades sea el más reactivo. Pero los tres se muestran ejemplares por cómo y cuánto empujan. La menor potencia homologada por el Mercedes no es hándicap para que sientas que, como poco, anda tanto o más que sus rivales. El bloque 2.1 del GLC cuenta con dos turbos secuenciales y desde muy bajo régimen ofrece muchísimo par. El 2.0 TDi del Audi tiene una puesta en marcha muy refinada y en general resulta tan contundente y agradable como sus rivales, pero por momentos su acústica se afea con un marcado "claqueteo" metálico en fases de aceleración. Curiosamente, esto ya lo advertimos en un Seat Ateca 2.0 TDI 190 CV 4Drive, pero no en el nuevo Audi A5. Su caja de cambios de doble embrague cuenta con 7 velocidades, pero tiene tanto desarrollo final que el X3 con 8. El Mercedes suma una larguísima 9ª, que permite reducir no poco el régimen de giro en autopista. A partir de unos 120 km/h, la 9ª del GLC resulta operativa para llanear. No hay grandes diferencias de consumos entre ellos, sorprendentes teniendo en cuenta sus envergaduras y prestaciones. 

ESPACIO Audi Q5 2.0 TDI 190 quattro S Tronic BMW X3 20D 190 xDrive Steptronic Mercedes GLC 220D 4Matic 170 9G-Tronic
Anchura delantera 147 cm 146 cm 145 cm
Anchura trasera 142 cm 142 cm 142 cm
Altura delantera 92-100 cm 92-98 cm 94-102 cm
Altura trasera 93 cm 96 cm 98 cm
Espacio para piernas 65-75 cm 75 cm 76 cm
Maletero 475-560 litros 455 litros 390 litros

Audi Q5, BMW X3 y Mercedes GLC: su interior

De puertas hacia dentro, a los tres modelos los sientes igualmente rotundos por su solidez y calidad de fabricación. Sus equipamientos son completísimos y no faltan modernos sistemas de información y entretenimiento girando en torno a sus pantallas centrales y mandos de control con los que te tendrás que familiarizar. En todas las áreas ofrecen prácticamente todo lo existente en la industria del automóvil, pero hay excepciones que comentar. El Q5 ofrece su innovador cuadro virtual cockpit, que hace más veterano al del X3. El Audi sigue ofreciendo la banqueta trasera deslizable, una solución que le permite ampliar su ya buen maletero de partida, hasta los 560 litros, dejando los 390 del GLC en evidencia, aunque dispone de otros 140 adicionales, pero poco aprovechables. 

Audi Q5, BMW X3 y Mercedes GLC: nuestra conclusión

No hay perdedor en esta comparativa y sí mucha personalidad de marca en estos BMW X3 y Mercedes GLC y mucho equilibrio y funciones extras en el Audi Q5 con sus suspensiones neumáticas. Rivaliza con el GLC en confort y agrado general, como en deportividad y sensaciones con el X3. Tampoco es desdeñable la aportación de su asiento posterior deslizable en su papel de coche familiar. Enormes sensaciones de conducción en el X3 y mucha "clase" en el GLC. 

También te puede interesar

- Audi Q5 2.0 TDI 190 CV quattro: opiniones y consumo real

- Los nuevos SUV medios del futuro: Qashqai, X3, Q4, Tiguan...

- Comparativa: BMW X3, Mercedes GLC y Jaguar F-Pace, ¿cuál es mejor?

 

 

Te recomendamos

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El nuevo MINI Countryman PHEV (híbrido enchufable) es un MINI en estado puro, un coch...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Cero emisiones y cero restricciones, así es el nuevo MINI Coutryman Híbrido Enchufabl...

El nuevo Mitsubishi Outlander PHEV es uno de los SUV más polivalentes del mercado: en...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...