Audi Q3

La llegada del Q3 no va a pasar desapercibida. Este SUV compacto y su sofisticado carácter gustará y conquistará a más de uno, como ya ha hecho el X1 de BMW, un modelo que, pese a su juventud, ha logrado asentarse plenamente en el mercado. ¿Conseguirá su éxito el Audi?
-
Audi Q3
Audi Q3

El emergente segmento de los SUV premium compactos al que pertenece el BMW X1 pronto se ampliará con la llegada del Audi Q3 (en octubre) y del Range Rover Evoque. Como ocurre con sus rivales, el nuevo Audi Q3 es un modelo para quien busque algo diferente, con una posición de conducción elevada, cierta deportividad y mayor practicidad que una berlina convencional. Teniendo en cuenta que el Q5 ha sido el Audi con tracción quattro de mayor éxito comercial durante el pasado año, la buena acogida de su recién nacido hermano menor parece estar garantizada.

La familia Audi Q3 estará compuesta en un principio por cuatro motorizaciones, todas de inyección directa, turbo y 2 litros de cilindrada. En Diesel contará con 140 y 177 CV, el más potente de los dos dotado de tracción total y transmisión S tronic de doble embrague; el de 140 CV será el escalón de acceso, con un precio de partida idéntico en España y en Alemania, 29.900 euros. De esta forma, esta versión de tracción delantera se sitúa 750 euros por debajo del BMW X1 más barato, también Diesel, con 143 CV y propulsión a las ruedas traseras. El Q3 2.0 TDI 4x2 es también el modelo más eficiente, con un promedio homologado de 5,2 l/100 km, el mismo que su equivalente BMW X1 18d sDrive.

En gasolina encontramos dos variantes de la mecánica 2.0 TFSI, una de 170 CV y otra de 211, ambas dotadas de tracción quattro. Como ocurre con los Diesel, el más potente incorpora cambio S tronic. Más tarde llegará una deportiva versión con motor de 5 cilindros 2.5 TFSI y nada menos que 300 CV de potencia. Entre las cartas de presentación del nuevo SUV alemán está la amplia oferta de personalización, ya que, además de 11 colores para la carrocería, habrá 5 para el habitáculo y 8 tipos de inserciones diferentes, además de paquetes off-road, S-line y un sinfín de equipamiento disponible. Nada puede faltar en este pequeño SUV aspiracional.

Respecto a sus dimensiones, el Audi Q3 es 7 cm más corto que un BMW X1, aunque 4 cm más ancho y 5 más alto. En términos de habitabilidad, y a falta de realizar nuestras habituales mediciones, ambos cuentan con un más que razonable espacio dentro del habitáculo, si bien la mayor anchura exterior del Audi no parece traducirse en más sensación de desahogo. Las plazas posteriores, por su parte, albergan sin problemas a una pareja de adultos de buena estatura, ya que en los dos hay altura de sobra disponible hasta el techo y unas cotas decentes para las piernas. El acceso a dichas plazas, sin embargo, es algo más justo en el Audi Q3, ya que el hueco de la puerta es menor y el marco de la tercera ventanilla está bastante inclinado hacia delante, de manera que es fácil rozar en él con la cabeza. Cosas del diseño, probablemente debido a un pilar C muy inclinado. En cuanto al maletero, Audi anuncia 40 litros más de capacidad (460 litros). Sus formas son muy regulares y aprovechables, además dispone de tres pequeños ganchos retráctiles para colgar bolsas de la compra. Incluso aquí se aprecia el esmerado cuidado por los detalles del Audi Q3, concretamente en una bandeja cubre equipajes cuyo material y consistencia no denota en absoluto ahorro de costes, a diferencia de cada vez más marcas generalistas. La faceta práctica tampoco se descuida y, opcionalmente, el respaldo del asiento del acompañante puede plegarse hacia delante para transportar bultos grandes.

En lo que respecta al aspecto del habitáculo el Audi Q3 presume de unas formas muy trabajadas con un cierto aporte de aire fresco. Su volante de tres radios, con inserciones lacadas y cromadas rodeando los botones multifunción, es nuevo y con el tiempo se incorporará al resto de la gama Q. Por otro lado, las dos habituales teclas de selección del sistema Audi Drive Select se sustituyen por un solo botón de uso más intuitivo, aunque también se puede acceder a los diferentes modos (efficiency, comfort, auto y dynamic) por medio del mando giratorio del MMI, esta vez colocado en vertical en la consola central, como en el Audi A1, con lo que queda algo más alejado del alcance de la mano. Desaparece el modo individual que permite ajustes más personalizados de cada sistema.

El agrado de uso es muy elevado. Dirección, pedales de freno, embrague o acelerador, así como el resto de mandos ofrecen un accionamiento muy preciso y de exquisito tacto que aporta un alto nivel de refinamiento. Igual ocurre con su bastidor y suspensiones, incluso a la hora de afrontar baches o socavones, circunstancia en la que sale a relucir un buen grado de confort y solidez de fabricación. El Audi Q3 emplea la plataforma del Volkswagen Tiguan, aunque su conducción y las sensaciones percibidas distan lo suficiente como para considerarse premium. Se siente ágil y ligero, pero muy asentado al mismo tiempo. Es eficaz y muy fácil de guiar. Una de las novedades más destacables del Audi Q3 es que la transmisión S tronic incorpora una función de “rueda libre” pensada para optimizar el gasto de combustible. Se activa al seleccionar el modo efficiency y consiste en que automáticamente inserta punto muerto al dejar de acelerar, para reducir rozamientos. Junto con esta medida, en los modelos quattro se desconecta la tracción del árbol de transmisión y de los semiejes traseros. Se consigue así reducir los consumos en determinadas circunstancias. Al frenar vuelve a introducir una marcha para aprovechar la retención del motor, así como al mover la palanca a la zona de manejo manual, o al accionar una de las levas en el volante —en estos casos inserta la marcha más larga posible—, algo que permite bastante control al conductor. El sistema evita cualquier brusquedad a la hora de volver a acelerar, pero se hace un poco extraña la sensación de que el motor vaya ganando vueltas hasta igualar velocidad de las ruedas, porque al pisar el pedal derecho la respuesta llega con un breve retardo. En cualquier caso, un sistema digno de elogio. Además de esto, el modo efficiency limita la potencia del motor y el mapeado del acelerador electrónico, así como las leyes del cambio automático, todo para facilitar el ahorro de combustible.

También cuenta con Stop/Start, cuyo funcionamiento está bastante pulido. En las versiones con cambio S tronic basta con disminuir muy levemente la presión sobre el freno para que el motor vuelva a arrancar. Entre los sistemas de seguridad activa puede disponer de control de ángulo ciego, asistente de carril activo y reconocimiento de señales de límite de velocidad. Entre los elementos de confort no podemos dejar de mencionar freno de mano eléctrico, o una larga lista de extras en la que se puede encontrar asistente de aparcamiento automático, conexión WLAN para dar acceso a Internet a 8 dispositivos, o navegador con posibilidad de mostrar mapas de Google Earth. También destaca un paquete de iluminación ambiental mediante tecnología LED que resalta el contorno de los altavoces delanteros y los posavasos. No falta sofisticación en este pequeño SUV, un atractivo modelo que concentra muchas cualidades en su carrocería compacta.

MOTOR

2.0 TFSI quattro

2.0 TFSI quattro S tronic

2.0 TDI quattro S tronic

Nº de cilindros

4

4

4

Cilindrada

1.984 cm3

1.984 cm3

1.968 cm3

Potencia máxima

170 CV CEE a 4.300-6.200 rpm

211 CV CEE a 5.000-6.200 rpm

177 CV CEE a 4.200 rpm

Par máximo

28,6 mkg CEE a 1.700-4.200 rpm

30,6 mkg CEE a 1.800-4.900 rpm

38,8 mkg CEE a 1.750-2.500 rpm

Combustible

Gasolina sin plomo

Gasolina sin plomo

Gasóleo

Velocidad máx.

212 km/h

230 km/h

212 km/h

Acel. 0-100 km/h

8,2 s

6,9 s

8,2 s

C. Mixto

7,3 l/100 km

7,7 l/100 km

5,9 l/100 km

CO2

174 g/km

179 g/km

156 g/km

Galería relacionada

Audi Q3 contacto

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...