Publicidad

Audi A4 2.0 TDI vs Alfa Romeo Giulia 2.2 D, ¿cuál gana?

Propulsión trasera, tacto de conducción, estilo personal… el Alfa Romeo Giulia aporta esa pimienta que gusta, y mucho. Pero, ¿es suficiente para plantar cara al actual Audi A4?
Juan Carlos González.

Twitter: @autopista_es Fotos: AMS -

Audi A4 2.0 TDI vs Alfa Romeo Giulia 2.2 D, ¿cuál gana?
Audi A4 2.0 TDI vs Alfa Romeo Giulia 2.2 D, ¿cuál gana?

Después de transmitiros ya hace algunas semanas las primeras impresiones de conducción durante la presentación internacional del Alfa Romeo Giulia, nada mejor que abrir un primer cara a cara con toda una referencia entre las berlinas medias, el también nuevo Audi A4. Tocaba pues analizar bien las armas que atesora el nuevo modelo italiano, en un duelo esta vez entre dos versiones con motor Diesel de gran demanda: ratificada en el alemán, prevista en el Alfa. En concreto, nos subimos al nuevo motor de 2,2 litros y 180 CV del Giulia, y al ya archiconocido 2.0 TDI, de 190 CV de potencia, del Audi A4.

Nada más entrar en el Alfa Romeo Giulia (aquí puedes ver todos los precios y datos técnicos del Alfa Romeo Giulia) se observa un diseño muy expresivo. La instrumentación es atractiva, con las viseras típicas de Alfa para albergar a velocímetro y tacómetro. Su estilo deportivo se enfatiza con un pequeño guiño a Ferrari, ya que el botón de arranque se integra en el propio volante. Tras pulsarlo, el motor Diesel 2.2 D se hace notar al ralentí algo más que el 2.0 TDI del Audi A4 (bastante refinado en su última edición; ver todos los precios y datos técnicos del Audi A4), lo que no impide que desde el mismo puesto de conducción, muy bueno, el Giulia empape como un auténtico Alfa.

Alfa Giulia vs Audi A4Detrás, el Alfa Romeo Giulia ofrece bastante espacio para las piernas de los pasajeros, pues aunque es 9 centímetros más corto que el Audi A4 (4,64 metros frente a los 4,73 del alemán) cuenta luego con la misma distancia entre ejes (2,82 metros). La altura libre al techo es normal, siempre que no se monte el techo solar opcional que resta unos valiosos centímetros delante y detrás. Aquí, por cierto, el túnel de transmisión es voluminoso y no destaca por la anchura de puerta a puerta. En general, en su interior te notas más encajado que en el A4 y los respaldos traseros van más tumbados. La calidad del Audi A4 está por encima. En el interior los ajustes marcan distancias y son una referencia en su clase. La berlina alemana está en un punto medio en espacio, sin distanciarse eso sí tampoco del Giulia. Ambos anuncian un volumen de 480 litros en el maletero.

Alfa Romeo Giulia vs Audi A4: motor

Ya en marcha, desde los primeros metros el motor 2.2 Diesel de 180 CV del Alfa Romeo Giulia se muestra enérgico, ganando rapidez de respuesta si optamos por elegir el modo Dynamic en el selector de programas de funcionamiento DNA situado por detrás de la palanca de cambios, que también modifica ligeramente el sonido de la mecánica, para hacerlo más gutural y atractivo. El Alfa Giulia es 75 kilos más ligero que el Audi A4 equivalente (1.449 kg frente a 1.525) y, si atendemos a los datos oficiales, es hasta medio segundo más rápido en el paso de 0 a 100 km/h (7,2 segundos frente a los 7,7 del Audi).

La caja manual de seis velocidades del Alfa Romeo Giulia muestra un buen escalonamiento (la 6ª velocidad está más enfocada al desahogo en vías rápidas), con un tacto de la palanca que conecta enseguida con el conductor por situación, precisión, recorridos o el propio diseño del pomo: aunque con altas temperaturas tal vez no guste tanto su naturaleza metálica.

Valora tu coche gratisYa sabemos que en el Audi A4 todo resulta fácil, pues hasta los reglajes del asiento (el respaldo se mueve por palanca en el Alfa) son más cómodos. Motor 2.0 TDI y transmisión llenan de suavidad la conducción, pero sin que ello signifique aburrimiento, pues su confort y eficacia ayudan a acumular kilómetros como si nada. A los mandos de la berlina alemana hay poco de lo que quejarse.

Alfa Romeo Giulia vs Audi A4: comportamiento

No hemos pisado asfaltos demasiado rotos y, sobre buen firme, este Alfa Romeo Giulia Diesel se muestra ágil y rápido al enlazar curvas, con un tren trasero que ensalza las sensaciones deportivas y ayuda a dibujar la mejor trayectoria, acompañado de una dirección muy rápida, de precisión casi impecable, ideal para disfrutar de la conducción en zonas sinuosas.

A ritmo fuerte, el Audi A4 marca una mayor tendencia a subvirar, pero nada preocupante. La dirección estándar del alemán (en opción se ofrece una más dinámica) es algo más lenta en la respuesta inicial que la del Alfa Giulia, aunque también aporta una gran precisión. Además, la berlina de los cuatro aros muestra un magnífico equilibrio entre confort y contención de los movimientos de la carrocería, y lo hace en cualquier situación. El motor 2.0 TDI 190 CV es un auténtico rodador de fondo, en el que el conductor se siente muy cómodo y seguro siempre, por lo sencilla que parece su conducción, por el silencio de marcha y por la calidad de rodadura (en opción también ofrece una amortiguación regulable), que es rotundamente superlativa.

Audi A4 TDI frente a Alfa Giulia 2.2 DMás allá del aspecto dinámico, el Alfa Romeo Giulia debe progresar en el cuidado de ciertos detalles para situarse en primera línea de la categoría de berlinas medias. En el Audi A4 no sólo se emplean materiales de primera calidad, sino que se aprecia una terminación excelente, algo que no se percibe en el modelo italiano a poco que indaguemos en las partes menos visibles de los guarnecidos.

En cualquier caso, hay que valorar al Alfa Giulia en su justa medida, pues con las sensaciones que dejan su motor 2.2 Diesel de 180 CV y la puesta a punto del chasis, se puede posicionar como una alternativa real a las berlinas de alta calidad. Veremos si se convierte en todo un conquistador, un verdadero Romeo.

En pocas palabras: Alfa Giulia vs Audi A4

PRECIO: El Alfa Romeo Giulia se coloca al nivel de Audi A4 y BMW Serie 3 equivalentes, con algo más de dotación de serie. El A4 no es barato, pero cuando se conduce se nota que lo vale, por lo que se ve y lo que se siente.

VIDA A BORDO: Ni en espacio, ni en maletero, está el Alfa Giulia demasiado distanciado del Audi A4. Anchura trasera y volumen del túnel, eso sí, limitan el uso de la plaza central en la berlina italiana. En la alemana, hay más sensación de desahogo que en el Gulia, pero lo cierto es que apenas hay diferencias en habitabilidad.

COMPORTAMIENTO: El tacto y la agilidad insuflan buenas dosis de deportividad al Alfa Giulia, destacando la rapidez de su dirección. Y sin menoscabar el confort. En el Audi A4 todo resulta fácil a sus mandos, con más progresividad que en el Alfa y un gran equilibrio entre confort y eficacia.

MOTOR: El motor 2.2 Diesel 180 CV tiene fuerza. Es más rumoroso, pero en aceleración suena bien. Y anuncia una décima menos en consumo (4,2 l/100 km frenta a 4,3 del Audi). Por su parte, el 2.0 TDI de 190 CV de potencia del A4 es muy refinado para ser un Diesel. Sus prestaciones están a la altura y el gasto real es, como hemos dicho, también contenido.

ACABADO: A la vista hay detalles en el Alfa Giulia que están bastante cuidados, pero no es suficiente. El Audi le supera: por materiales y cuidado en los ajustes, el A4 es una referencia.

EQUIPAMIENTO: Buena dotación de serie en el Alfa Romeo Giulia, pero con menos tecnología a la carta. Hay que rascarse el bolsillo, pero las posibilidades del Audi A4 son infinitas.

También te puede interesar:

¿Qué coche comprar? Las mejores berlinas medias de 2016

Alfa Giulia: precios y equipamientos para España

El Audi A4 frente a todos sus rivales