Alpine A110S, la mejor versión del deportivo francés: prueba y vídeo

Además de contar con detalles de equipamiento propios y mayor exclusividad, el aumento de potencia y una puesta a punto específica hacen que sea la versión más apetecible de la gama Alpine, el nuevo A110S.
Pablo Mallo
Alpine A110S, la mejor versión del deportivo francés: prueba y vídeo
Alpine A110S, la mejor versión del deportivo francés

Intensificado en todos los sentidos, el Alpine A110S se convierte en la versión tope de gama de este ligero deportivo de motor central. Para empezar, la potencia de su mecánica 1.8 turbo se ha incrementado 40 CV, hasta los 292 CV, gracias en parte al aumento de la presión del sistema de sobrealimentación en 0,4 bares. Con ello, su entrega ha ganado rabia en conducción deportiva, ya que ahora estira de manera más contundente y resulta mucho más brillante a partir de la zona media, hasta pasadas las 6.500 vueltas, siempre con un sonido evocador, una respuesta de lo más placentera y en combinación con un cambio de doble embrague al que pocas pegas se le pueden poner. Sus prestaciones, con un paso de 0 a 100 km/h de tan solo 4,4 segundos y una velocidad punta de 260 km/h, hablan por sí mismas.

Publicidad

Un segundo apartado que también evoluciona en el Alpine A110S es la puesta a punto del bastidor. Con el objetivo de lograr una mayor precisión y eficacia en su comportamiento, la altura de la carrocería se ha rebajado 4 milímetros, los muelles se han endurecido un 50 % y las estabilizadoras huecas son ahora un 100 % más rígidas. Además, cuenta con geometrías revisadas y topes hidráulicos específicos, complementado todo ello por neumáticos de compuesto más blando y mayor anchura, de la medida 215/40 R18, los delanteros, y 245/40 R18, los traseros. El tarado del ESP (totalmente desconectable) se ha actualizado de acuerdo con estas nuevas características, sobre todo en modo track, que resulta muy poco intrusivo incluso si se utiliza en un circuito, como fue nuestro caso, ya que la presentación de este modelo se ha realizado en el trazado luso de Estoril.

Alpine A110S, la mejor versión del deportivo francés

Alpine A110S, la mejor versión del deportivo francés

Y como buen tope de gama, el Alpine A110S se caracteriza por elementos de equipamiento y de diseño que lo diferencian del resto de versiones. Se puede solicitar con color de carrocería exclusivo Gris Tormenta, de acabado mate, y cuenta con una tonalidad naranja para las pinzas de freno Brembo, costuras interiores (en las otras versiones son azules) y otros detalles. Un tejido denominado Dinamica (una especie de Alcantara) recubre el techo, los parasoles y los asientos, y además encontramos inserciones de fibra de carbono, elemento en el que se puede solicitar el techo de manera opcional, para ahorrar 1,9 kg de peso y, de paso, aportar una estética muy atractiva.

Como consecuencia de estas mejoras, el Alpine A110S es un coche muy diferente a las versiones de potencia inferior. A pesar de su mayor firmeza, no resulta incómodo y sigue siendo perfectamente utilizable en el día a día, manteniendo una gran personalidad, marcada en gran medida por su condición de motor central trasero y propulsión a las ruedas posteriores. Los movimientos de su carrocería están más controlados, al igual que sus reacciones frente a las transferencias de masas, pero sigue siendo necesario cierto periodo de adaptación para asimilar sus reacciones, que sin duda forman parte de su encanto.

Publicidad

Se inscribe en las curvas de forma extremadamente eficaz, pero al volver a acelerar en pleno apoyo, su tren delantero se descarga y abre la trazada ligeramente. Para evitarlo y así sacar el máximo partido de su bastidor —y esta parte mejor realizarla únicamente en circuito—, se debe abordar la curva apurando la frenada hasta el vértice, lo que producirá un deslizamiento controlado del tren trasero, que podremos mantener si aceleramos a fondo en ese preciso momento, contrarrestando así el subviraje del tren delantero. Cuanto más vacío esté el depósito de combustible (situado en la parte delantera), más ágil se vuelve el Alpine A110S, que se siente reactivo y obediente a nuestras órdenes en todo momento, con una frenada inagotable y un elevado nivel dinámico. De hecho, al final de la jornada en circuito, el desgaste de los neumáticos era bastante moderado y muy regular, un signo inequívoco de su equilibrio dinámico y ligereza. Sin duda, un coche como pocos, lleno de personalidad y encanto.

Publicidad
También te puede interesar

El nuevo Alpine A110 para los rallyes tendrá su puesta de largo este fin de semana en Francia. Eso sí, los equipos y pilotos privados empezarán a recibir las unidades a comienzos del 2020.

El evocador Alpine amplía su gama con esta nueva versión A110S que potencia el motor 1.8 Turbo hasta los 292 CV y, en consecuencia, optimiza su chasis.

Ha tardado, pero la mítica Alpine ha vuelto, y está vez para quedarse. En AUTOPISTA ya tenemos en prueba su primer deportivo, el A110: os damos datos y nuestras primeras impresiones.