Alfa Romeo GT 3.2 V6 Distinctive

A veces, un coche seduce como la más sexy de las personas. Es el caso del GT. Su dolorosa belleza estética, la violencia de su motor y la excitante sensación que transmite hacen de él una máquina de seducir.
-
Alfa Romeo GT 3.2 V6 Distinctive
Alfa Romeo GT 3.2 V6 Distinctive

El BMW es un coche muy interesante. Frente al Alfa, aporta un tacto quizá algo más deportivo, acentuado por la propulsión trasera y por un bastidor de exquisito equilibrio. La estampa del BMW es tan deportiva como la del Alfa, aunque el interior no es tan refinado como el del coche italiano, si bien está bastatne mejor acabado.
Las prestaciones son muy parejas, a pesar de que el Alfa tiene unos cuantos caballos más.
Lo que más los distingue es el precio, que beneficia claramente al Alfa: el BMW cuesta 41.100 euros, 5.000 más que nuestro protagonista.

Si buscamos un deportivo lujoso, la mejor opción es el Mercedes CLK 320, pero, con un motor inferior en potencia y prestaciones al del Alfa, el coche de la estrella nos cuesta 52.000 euros, una diferencia enorme.
Sin embargo, por comportamiento y carácter, son rivales directos. El Mercedes, con propulsión trasera, ofrece los altísimos niveles de confort, lujo y deportividad propios de la marca, pero también el Alfa es un coche que aporta distinción. Cuestión de ahorrar dinero.

Con sus 210 CV y su imagen deportiva, muy diferente a la que ofrece la berlina, el 406 Coupé es un interesante rival para el Alfa GT.
No es tan refinado ni tan sugerente, pero está muy bien hecho y también va vestido a la vanguardia (diseño de Pininfarina).
Por prestaciones es algo peor que el GT, pero por precio compite muy de cerca y, además, resulta más habitable y tiene un maletero algo mayor.

El BMW es un coche muy interesante. Frente al Alfa, aporta un tacto quizá algo más deportivo, acentuado por la propulsión trasera y por un bastidor de exquisito equilibrio. La estampa del BMW es tan deportiva como la del Alfa, aunque el interior no es tan refinado como el del coche italiano, si bien está bastatne mejor acabado.
Las prestaciones son muy parejas, a pesar de que el Alfa tiene unos cuantos caballos más.
Lo que más los distingue es el precio, que beneficia claramente al Alfa: el BMW cuesta 41.100 euros, 5.000 más que nuestro protagonista.

Si buscamos un deportivo lujoso, la mejor opción es el Mercedes CLK 320, pero, con un motor inferior en potencia y prestaciones al del Alfa, el coche de la estrella nos cuesta 52.000 euros, una diferencia enorme.
Sin embargo, por comportamiento y carácter, son rivales directos. El Mercedes, con propulsión trasera, ofrece los altísimos niveles de confort, lujo y deportividad propios de la marca, pero también el Alfa es un coche que aporta distinción. Cuestión de ahorrar dinero.

Con sus 210 CV y su imagen deportiva, muy diferente a la que ofrece la berlina, el 406 Coupé es un interesante rival para el Alfa GT.
No es tan refinado ni tan sugerente, pero está muy bien hecho y también va vestido a la vanguardia (diseño de Pininfarina).
Por prestaciones es algo peor que el GT, pero por precio compite muy de cerca y, además, resulta más habitable y tiene un maletero algo mayor.

El BMW es un coche muy interesante. Frente al Alfa, aporta un tacto quizá algo más deportivo, acentuado por la propulsión trasera y por un bastidor de exquisito equilibrio. La estampa del BMW es tan deportiva como la del Alfa, aunque el interior no es tan refinado como el del coche italiano, si bien está bastatne mejor acabado.
Las prestaciones son muy parejas, a pesar de que el Alfa tiene unos cuantos caballos más.
Lo que más los distingue es el precio, que beneficia claramente al Alfa: el BMW cuesta 41.100 euros, 5.000 más que nuestro protagonista.

Si buscamos un deportivo lujoso, la mejor opción es el Mercedes CLK 320, pero, con un motor inferior en potencia y prestaciones al del Alfa, el coche de la estrella nos cuesta 52.000 euros, una diferencia enorme.
Sin embargo, por comportamiento y carácter, son rivales directos. El Mercedes, con propulsión trasera, ofrece los altísimos niveles de confort, lujo y deportividad propios de la marca, pero también el Alfa es un coche que aporta distinción. Cuestión de ahorrar dinero.

Con sus 210 CV y su imagen deportiva, muy diferente a la que ofrece la berlina, el 406 Coupé es un interesante rival para el Alfa GT.
No es tan refinado ni tan sugerente, pero está muy bien hecho y también va vestido a la vanguardia (diseño de Pininfarina).
Por prestaciones es algo peor que el GT, pero por precio compite muy de cerca y, además, resulta más habitable y tiene un maletero algo mayor.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...