Alfa 159 Sportwagon

Ésta es una de las frases que Alfa ha elegido para el lanzamiento del nuevo 159 Sportwagon, un “familiar” que quiere diferenciarse radicalmente de sus competidores. Para ello, cuenta con el reconocido diseño de la marca, con un comportamiento deportivo y con unos motores que destacan por sus prestaciones.
-
Alfa 159 Sportwagon
Alfa 159 Sportwagon

Alfa Romeo no quiere dejar de lado su “cuore sportivo” ni siquiera cuando habla de productos orientados a un uso más “familiar”. De ahí que una de sus berlinas más aclamadas, el 159, ya cuente con una versión wagon que adopta el calificativo “sport”.

La versatilidad no está reñida con un comportamiento dinámico, asegura Alfa Romeo: el nuevo 159 Sportwagon, diseñado por Giorgetto Giugiaro –en colaboración con el Centro Stile de la marca- cuenta con líneas tensas, que recogen la imagen del fabricante italiano y que nos recuerdan que estamos ante un familiar que promete prestaciones.

Los creadores han intentado que la trasera se disuelva, para lo que han empleado un nervio que recorre el lateral sin transiciones, desde el afilado “morro” –exactamente el mismo que muestra la berlina- hasta el portón del maletero. Aquí, unos montantes estrechos, que “empujan” el coche hacia delante, juegan de nuevo con el dinamismo de las formas. Lo cierto es que las líneas “wagon” no se esconden tan fácilmente, pero sí crean una armonía que sólo Alfa sabe dar a sus modelos familiares. De hecho, éste tiene la misma longitud que la berlina de la que deriva: 4,6 metros.

El portón, que se abre fácilmente gracias a un sistema de pivote avanzado, descubre un volumen de carga de 445 litros, 40 más que en la berlina y 85 más que el 156 Sportwagon. Nuestra primera impresión es que el maletero sigue siendo algo pequeño, pero es muy aprovechable, ya que no hay formas irregulares. Según Alfa, se trata de un “espacio diseñado”: apenas hay huecos inutilizados. Cuatro guanteras con tapa acogerán diversos objetos, mientras que una lona enrollable ocultará la carga de las miradas ajenas.

Si necesitamos transportar piezas voluminosas, podremos abatir los respaldos de los asientos traseros. Aunque obtendremos un espacio de proporciones considerables, no lograremos que el suelo quede plano, pues las banquetas no pueden levantarse y los respaldos caen sobre ellas, quedando inclinados.

Nos ha gustado encontrar una innegable sensación de calidad en el habitáculo. Unos asientos envolventes, con múltiples regulaciones, nos reciben; sólo hay que empujar la llave, pulsar el botón correspondiente y ponernos en marcha. Alfa asegura que ha rebajado el nivel de ruido que se cuela en el interior gracias a la rigidez de la carrocería –que evita chirridos-, a unas alfombras con espumas fonoabsorbentes y a unos cristales delanteros cinco milímetros más gruesos que en el 156. Sin embargo, estas medidas no pudieron evitar que el sonido de la mecánica Diesel que probamos entrara en el habitáculo.

ABS, EBD, VDC, ASR, HBA… Todo un ejército de siglas aparece cuando preguntamos por el equipamiento de seguridad del 159 Sportwagon, dotado de asistencia a la frenada, controles de estabilidad y tracción (este último, desconectable) e incluso del sistema Hill Holder, que impide que el vehículo se vaya hacia atrás cuando arrancamos en pendiente. Se trata de un dispositivo muy útil, pero requiere un período de adaptación: las primeras veces daremos más gas de la cuenta.

En el habitáculo, los pasajeros estarán protegidos por hasta ocho airbags. Siete de ellos son de serie y tan sólo se deja como opción el de rodillas para el acompañante; el resto (frontales, laterales y unos nuevos de cortina, que, según el fabricante, protegen más y tardan menos en activarse) forman parte de la dotación básica del vehículo. Asimismo, el Alfa Romeo 159 Sportwagon ofrece reposacabezas con un dispositivo contra el “latigazo cervical” y unos pretensores en el enganche del cinturón de seguridad, así como un limitador de carga.

El equipamiento del nuevo 159 Sportwagon se completa con los faros antiniebla, el arranque mediante llave y botón, los elevalunas eléctricos y el climatizador dual, entre otros elementos. Opcionalmente, podremos encargar un climatizador de tres zonas (los pasajeros de las plazas traseras podrán elegir la temperatura de forma independiente), el control de la velocidad de crucero, los sensores de lluvia, de luz y de distancia de aparcamiento, el navegador, el sistema manos libres con reconocimiento de voz…

¿Cuánto tendremos que pagar por uno de los nuevos Alfa 159 Sportwagon? La marca aún no ha facilitado las cifras concretas, aunque ha adelantado que su precio será unos 1.200 – 1.600 euros superior al de la berlina. Para hacernos una idea, en Italia su importe irá desde los 24.760 a los 42.760 euros, según las combinaciones que hagamos entre los 7 motores, los 3 niveles de acabado, los colores de la carrocería (12), los ambientes del habitáculo (5)... Alfa asegura que se trata de un coste un 10 por ciento inferior a los de modelos de la competencia, como el Audi A4 Avant o el Mazda6 Wagon. Así, la marca pretende alcanzar unas ventas anuales de 80.000 – 85.000 unidades.

Galería relacionada

Alfa Romeo 159 Sportwagon

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...