Abarth Grande Punto: El escorpión ataca de nuevo

Abarth renace de la mano de Fiat, para crear una nueva gama de coches, todos ellos de corte deportivo. El primero será el Grande Punto, con versiones de 155 y 180 CV, un chasis muy dinámico y distintas posibilidades de personalización.
-
Abarth Grande Punto: El escorpión ataca de nuevo
Abarth Grande Punto: El escorpión ataca de nuevo

La versión básica ofrece 155 CV, que permiten una capacidad de pasar de 0 a 100 km/h en sólo 8,2 segundos y una velocidad máxima de 208 km/h. Pero si todavía quieres más, Abarth ofrece un Kit denominado esseesse, que potencia el coche hasta los 180 CV. Este Kit se puede montar incluso después de haber comprado el coche, siempre y cuando no se hayan sobrepasado los 20.000 km. Con él se baja el 0 a 100 km/h hasta los 7,7 segundos y la velocidad máxima aumenta hasta 215 km/h. Esta evolución consta de un turbo Garret de mayor tamaño, distintos inyectores y bujías, otro software de la centralita y la cola del escape y el filtro de aire deportivos.

Además, esta preparación se puede complementar con otra del bastidor, muy recomendable si optamos por los 180 CV. Está formada por muelles todavía más duros, 20 mm menos de altura, llantas de 18 pulgadas, discos de la misma medida pero perforados y unas pastillas de un compuesto más deportivo. No hay precios oficiales todavía, pero en Italia estas modificaciones cuestan entre 4.800 y 5.600 euros. El resultado se nota. Probamos el coche en circuito y os aseguramos que cuenta con un bastidor muy bueno.

Sin las modificaciones, es decir, de serie, el Grande Punto Abarth es un coche divertido, dócil y estable. Tiene un buen compromiso entre agilidad y confort, puesto que no es del todo incómodo. Con el Kit esseesse, se vuelve más radical, pero permite hacer autenticas diabluras, ideales para un circuito o un tramo cerrado al tráfico. Corre mucho y encima frena de maravilla, por lo que en una zona revirada puede llegar a ser muy eficaz. Su tacto raya con la competición pura y dura.

En Italia se pone a la venta en octubre por 17.500 euros. En España todavía no hay precios y tampoco han confirmado el grado de equipamiento definitivo que tendrá, pero sí han dicho que no ha de ser muy distinto al visto en Italia. Así, es muy posible que cuente de serie con el climatizador, los asientos deportivos, el equipo de audio o los faros antiniebla de serie. Lo bueno será que una vez comprado podremos volver al concesionario a preparar distintos apartados, que bien pueden ser el mecánico o el estético. Este último, incluso cuenta con distintas decoraciones específicas en vinilo. Todo un tuning oficial.

La versión básica ofrece 155 CV, que permiten una capacidad de pasar de 0 a 100 km/h en sólo 8,2 segundos y una velocidad máxima de 208 km/h. Pero si todavía quieres más, Abarth ofrece un Kit denominado esseesse, que potencia el coche hasta los 180 CV. Este Kit se puede montar incluso después de haber comprado el coche, siempre y cuando no se hayan sobrepasado los 20.000 km. Con él se baja el 0 a 100 km/h hasta los 7,7 segundos y la velocidad máxima aumenta hasta 215 km/h. Esta evolución consta de un turbo Garret de mayor tamaño, distintos inyectores y bujías, otro software de la centralita y la cola del escape y el filtro de aire deportivos.

Además, esta preparación se puede complementar con otra del bastidor, muy recomendable si optamos por los 180 CV. Está formada por muelles todavía más duros, 20 mm menos de altura, llantas de 18 pulgadas, discos de la misma medida pero perforados y unas pastillas de un compuesto más deportivo. No hay precios oficiales todavía, pero en Italia estas modificaciones cuestan entre 4.800 y 5.600 euros. El resultado se nota. Probamos el coche en circuito y os aseguramos que cuenta con un bastidor muy bueno.

Sin las modificaciones, es decir, de serie, el Grande Punto Abarth es un coche divertido, dócil y estable. Tiene un buen compromiso entre agilidad y confort, puesto que no es del todo incómodo. Con el Kit esseesse, se vuelve más radical, pero permite hacer autenticas diabluras, ideales para un circuito o un tramo cerrado al tráfico. Corre mucho y encima frena de maravilla, por lo que en una zona revirada puede llegar a ser muy eficaz. Su tacto raya con la competición pura y dura.

En Italia se pone a la venta en octubre por 17.500 euros. En España todavía no hay precios y tampoco han confirmado el grado de equipamiento definitivo que tendrá, pero sí han dicho que no ha de ser muy distinto al visto en Italia. Así, es muy posible que cuente de serie con el climatizador, los asientos deportivos, el equipo de audio o los faros antiniebla de serie. Lo bueno será que una vez comprado podremos volver al concesionario a preparar distintos apartados, que bien pueden ser el mecánico o el estético. Este último, incluso cuenta con distintas decoraciones específicas en vinilo. Todo un tuning oficial.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...