A prueba el Kia Sportage 2018: lo que más y menos nos ha gustado (VÍDEO)

La cuarta generación del Kia Sportage se renueva con cambios muy interesantes, especialmente en el apartado mecánico, con un nuevo motor Diesel 1.6 CRDI y una nueva variante micro híbrida de 48V.
Adrián Lois -
A prueba el Kia Sportage 2018: lo que más y menos nos ha gustado (VÍDEO)
A prueba el Kia Sportage 2018: lo que más y menos nos ha gustado

Uno de los SUV más exitosos en España y en Europa se renueva. El Kia Sportage, el modelo más vendido de la marca, continúa en su cuarta generación pero, ahora, con su correspondiente actualización a mitad de ciclo. No es una renovación casual: Kia ha realizado un trabajo importante en la gama de su SUV compacto, que coincide en tiempo prácticamente con la llegada de la nueva generación del Cee’d.

Publicidad

En el caso de este último, la tercera entrega desvelada en Ginebra hace unos meses da paso próximamente a una versión familiar, a otra “Shooting Brake”… y a una cuarta carrocería de la que aún no sabemos nada, posiblemente una versión sobre elevada y, quizás, con carrocería coupé. Pero de momento, el que pide protagonismo es el nuevo Kia Sportage.

Probamos el nuevo Kia Sportage: lo que más y menos nos ha gustado

El Kia Sportage se actualiza

Su oferta mecánica ha cambiado de protagonistas, pero la marca sigue apostando por la misma doble variante de gasolina y por una renovadísima gama Diesel. Todavía no hay precios disponibles, pero sí sabemos que llegará a nuestras carreteras en el mes de octubre, después de su presentación en el Salón de París, manteniendo todas las virtudes –que son muchas– que le han convertido en su cuarta generación en todo un éxito de ventas.

Kia Sportage 2018: nueva versión EcoDynamics+ micro híbrida

La gran novedad de esta renovación en el Kia Sportage la encontramos en la parte mecánica, concretamente en la gama Diesel. En el tope de dicha gama, seguimos encontrando el motor 2.0 CRDI de 185 CV, asociado invariablemente a la tracción 4x4 conectable y, opcionalmente desde octubre, a un nuevo cambio automático de convertidor de par de ocho marchas.

Publicidad

Sin embargo, este motor está ahora conectado a una batería de polímero de iones de litio de 0,44 kWh de capacidad y 48V, escondida bajo el suelo del maletero, y a un nuevo conjunto de alternador y motor de arranque. Conectado al cigüeñal mediante una correa, este conjunto puede cambiar entre dos modos de funcionamiento: en “modo motor”, la electricidad procedente de la batería proporciona hasta 12 kW (unos 16 CV) de potencia extra en la aceleración desde parado; en “modo generador”, durante las deceleraciones y frenadas, la batería se recarga.

Probamos el nuevo Kia Sportage: lo que más y menos nos ha gustado

Batería del sistema micro híbrido del nuevo Kia Sportage

En la prueba de esta nueva variante EcoDynamics+, hemos podido comprobar de lo que era capaz este conjunto micro híbrido. Esta función eléctrica te ayuda en las aceleraciones desde parado, pero más como un aporte al motor térmico y, sobre todo, para ayudar a reducir emisiones de CO2 (un 4 por ciento menos, según Kia). El empuje es poderoso en cualquier condición y, en el caso de la nueva transmisión automática, convierte los cambios de marcha en imperceptibles, con rapidez y suavidad, y con la ayuda de las levas escondidas tras el volante multifunción de nueva factura. No te esperes arrancadas en eléctrico ni nada similar, aunque sí que es cierto que** aporta un sistema “Start&Stop” más desarrollado**, apagando el motor Diesel de forma imperceptible cuando deceleras y circulas por debajo de los 45 km/h.

Este sistema "mild hybrid" llegará a otros coches de la marca surcoreana, como el nuevo Kia Cee'd, y también a otros motores de la gama Sportage: el 1.6 CRDI, por ejemplo, la tendrá a partir del 2020, apostando claramente al sistema con claras intenciones de reducir de emisiones.

Publicidad

Kia Sportage 2018: nuevo motor Diesel 1.6 CRDI

La otra gran novedad mecánica del Kia Sportage también está en la gama Diesel: adiós al 1.7 CRDI para dar la bienvenida a un nuevo bloque de 1,6 litros, que a partir de ahora se encarga de agrupar las dos versiones de acceso a la gama Diesel. En primer lugar, una de 115 CV, de tracción delantera y cambio manual; en segundo lugar, una de 136 CV (antes en el 2.0 CRDI), disponible también en 4x4 y con caja de cambios automática de doble embrague de siete velocidades. Ambos, con tecnología activa para el control de las emisiones, y cumpliendo, como toda la gama, con la nueva normativa europea en materia de emisiones nocivas.

Probamos el nuevo Kia Sportage: lo que más y menos nos ha gustado

Vista de perfil del nuevo Kia Sportage

El nuevo motor 1.6 CRDI ha sido especialmente trabajado para ser más “limpio” que su predecesor: es más ligero, gracias a un bloque de aluminio 15,6 kg más liviano, y más eficiente, hasta en un 11,5 por ciento según la marca. En nuestra prueba del Kia Sportage 1.6 CRDI de 115 CV, logramos consumos **por debajo de los 7 litros a los 100 km **en un recorrido mixto de carretera y ciudad. Un motor que no se queda nada corto en empuje, a pesar del tamaño y peso del coche, y que a seguro se convertirá en la variante más vendida por equilibrio entre prestaciones y consumo (en la gama actual se vende desde 26.000 euros).

Su conjunto motor con cambio manual transmite mucha suavidad, transmitiendo un Kia Sportage muy agradable de conducir y confortable. Es decir, mantiene sus virtudes respecto a lo que ya conocíamos de la cuarta generación, ya que, novedades mecánicas aparte, no ha habido cambios en la parte dinámica del coche: dirección precisa y ágil, un buen aplomo en carretera y un interior bien aislado de sonidos y vibraciones de la mecánica.

Publicidad

Kia Sportage 2018: ligeros retoques estéticos y poco más

El Kia Sportage también ha actualizado su imagen: mantiene su figura, su ADN, sus formas… pero con unos acabados y detalles más elegantes. La parrilla frontal es ligeramente más pequeña, los paragolpes son nuevos, los grupos ópticos adoptan un nuevo diseño e incluso los faros antiniebla tienen algo nuevo que decir. En la vista de perfil, las llantas de 16, 17 y 19 pulgadas son de nuevo diseño, así como las del acabado GT Line, disponible también en el renovado Sportage.

Probamos el nuevo Kia Sportage: lo que más y menos nos ha gustado

Ligeros cambios en el interior: nuevo volante, nueva pantalla de 7 u 8 pulgadas...

El SUV surcoreano sigue siendo uno de los más generosos en espacio interior del segmento, manteniendo las mismas cotas que antes. En el habitáculo, eso sí, nos encontramos con algún detalle nuevo: los gráficos de la instrumentación se han actualizado, así como el diseño de las salidas de aire, las pantallas de 7 y 8 pulgadas del centro del salpicadero y el sistema de sonido JBL con ocho altavoces. El maletero ofrece hasta 503 litros de capacidad en las versiones de gasolina del Sportage, que se mantienen intactas: el 1.6 GDI atmosférico de 132 CV y el 1.6 T-GDI de 177 CV, pero ahora con nuevo filtro de partículas

En el caso de las versiones Diesel, la capacidad de maletero se reduce: en los 1.6 CRDI, por el depósito de AdBlue, es de 467-480 litros; en la versión EcoDynamics+, por culpa de la batería del conjunto “mild hybrid”, es de 439 litros.

Probamos el nuevo Kia Sportage: lo que más y menos nos ha gustado

Maletero en el renovado Kia Sportage
Publicidad
También te puede interesar

El Kia Niro EV 2019 podría llegar al mercado, definitivamente, a finales de este año a mercados limitados. Así será el nuevo SUV eléctrico...

Analizamos tres nuevos SUV que pretenden dar el salto a lo más alto en categorías diferentes. ¿Se convertirán en líderes los nuevos Honda HR-V, Kia Sportage y Seat Tarraco?

Durante nuestra primera prueba a bordo del Kia Ceed 2018, hemos podido conocer nueva información acerca de su gama 2019, auténticas sorpresas como una futura versión de tipo SUV y una eficiente variante con sistema de 48 Voltios. Más detalles, a continuación.

Medimos y valoramos en espacio a los 8 mejores SUV compactos: Hyundai Tucson, Peugeot 3008, Kia Sportage, Nissan Qashqai, VW Tiguan, Seat Ateca, Opel Grandland X y Skoda Karoq. ¿Cuál gana?