11 deportivos, a prueba: ¡es la guerra!

11 deportivos frente a frente: Opel Corsa OPC, Honda Civic Type R, Audi TT S, BMW X6 M, Porsche Panamera GTS, BMW M6 Competition, Jaguar F-Type R Coupé AWD, BMW M4, Toyota GT86, Porsche Boxster Spyder y Ferrari 488 GTB.
Texto: Juan Ignacio Eguiara/Juan Collín / Fotos: Rosen Gargolov -
11 deportivos, a prueba: ¡es la guerra!
11 deportivos, a prueba: ¡es la guerra!

11 deportivos de todas las clases, condiciones sociales, tamaños, precios y potencias frente a frente para sacar conclusiones en pista con un exhaustivo análisis frente al cronómetro. Aquí tienes uno a uno a los protagonistas de esta lucha sin cuartel, deportivos de todo tipo engendrados con un único objetivo: ¡emocionarte! Al final de la descripción y valoración de cada coche, encontrarás el tiempo de vuelta rápida marcado por cada uno de estos titanes. Ponte cómodo y disfruta al máximo de esta guerra de emociones

Honda Civic Type RHonda Civic Type R 

Hoy por hoy, se puede considerar el coche más deportivo y radical de su categoría (la de los automóviles compactos del segmento C). El nuevo Honda Civic Type R se olvida de los afinadísimos motores atmosféricos que tantas alegrías han dado a la marca y, como es norma en esta categoría, se decanta por un 2 litros turbo. Se declaran nada menos que 310 CV a 6.500 rpm y un par máximo de 40,81 mkg, que se mantiene constante entre 2.500 y 4.500 rpm

El cuatro cilindros sobrealimentado va asociado a un cambio manual de seis velocidades que además de unas relaciones bastante cortas, cuenta con un selector de recorridos de palanca muy ajustados, de ahí que manejarlo se convierta en un auténtico placer, ya que además el pedalier permite realizar con total facilidad la maniobra punta-tacón. La transmisión también incluye un diferencial autoblocante tipo Torsen.

Con el programa R la respuesta del acelerador se hace más rápida, el control de estabilidad más permisivo, mientras que la dirección se endurece ligeramente.

El Type R consigue así acelerar de 0 a100 km/h en 5,7 sg y alcanzar una velocidad máxima de 270 km/h. Además de muy potente, el motor 2 litros turbo deslumbra por su empuje a medio régimen y sorprende por la facilidad con la que se estira hasta el corte situado en la barrera de las 7.000 rpm. 

Con todo esto, nos sorprendió que el Honda Civic Type R se quedara un poco lejos respecto a todos sus rivales. Solo vence al BMW X6 M, incapaz de brillar por su peso, y a los más modestos en potencia Toyota GT86 y Opel Corsa OPC

Audi TT S 

Hasta la llegada del RS, el Audi TT S era la versión más potente del coupé de los cuatro aros. El TT S está animado por el motor cuatro cilindros 2 litros turboalimentado, similar al que se emplea el S3, en su primo hermano el Golf R o en el León Cupra R. Par la ocasión se declaran 310 CV a 5.800 rpm y un par máximo de 38,8 mkg a 1.800 rpm. El cambio puede ser manual de seis velocidades o automático de doble embrague. Aunque la diferencia de precio está en torno a los 3.000 €, en nuestro país compensa adquirir la caja automática dado que consume menos y entra en un tramo de emisiones que paga menos impuestos, con lo que el precio final es prácticamente igual que el de la versión manual. 

Como no podía ser de otra manera, el Audi TT S dispone del sistema de tracción total quattro, con el que se consigue un comportamiento muy seguro y eficaz, también una enorme facilidad de manejo. Para asimilar tan elevado rendimiento mecánico, el TT S recibe muelles más enérgicos  y amortiguadores de control electrónico que varían el tarado en función de programa de conducción escogido a través del Audi Driver Select. Tampoco se ha escatimado a la hora de escoger el calzado, montándose neumáticos 245/40 R18 y algo parecido decirse del generoso equipo de frenos que incluye discos ventilados delante y detrás (337/310 mm de diámetro). 

Realmente no destaca en nada pero es bueno en todo. Sus tiempos no han sido una maravilla, porque es de todos los de esta comparativa, quizás el que sea más burgués de todos. Es decir, ideal para nuestro día a día y bastante eficaz en la valoración en el circuito. 

Opel Corsa OPCOpel Corsa OPC 

Junto con el Toyota GT86, es el menos potente del lote, por ello se ha quedado relegado a la última posición. De todas formas, el Opel Corsa OPC es hoy por hoy uno de los utilitarios más deportivos y radicales que se pueden conducir. Para ello cuenta con un poderoso motor de 1.6 litros turboalimentado para el que se declaran 207 CV y 28,6 mkg, cambio de seis marchas con unas relaciones bastante ajustadas y un bastidor que ofrece una puesta a punto muy radical. Además si se adquiere la irrenunciable opción del Performance Pack, el talante marcadamente deportivo de este compacto aumenta considerablemente. Cuesta 2.300 €, pero se incluye el diferencial autoblocante mecánico Drexler, las llantas de 18” calzadas con los especialísimos neumáticos Michelin Pilot Super Sport, los frenos delanteros deportivos firmados por Brembo con discos de 330 mm en lugar de 308 mm, los amortiguadores Koni con muelles más enérgicos y los asientos delanteros Recaro. Se puede considerar un auténtico regalo, sobre todo si se tienen en cuenta la cantidad de cosas que cambian y los beneficios en el plano dinámico que se obtienen. Con una tara de 1.218 kg, la relación peso potencia es sumamente favorable y prueba de ello es que para este pequeño utilitario se declara una velocidad máxima de 230 km/h, mientras que para acelerar de 0 a100 km/h tan sólo emplea 6,8 segundos. 

El Opel Corsa OPC vira muy plano y se adentra con total facilidad en los virajes; el diferencial autoblocante pone la guinda para que el tren delantero vaya siempre por donde uno quiere, eliminando prácticamente a cero las pérdidas de motricidad, incluso en los virajes más cerrados. 

BMW X6 M 

En esta pista de LÁnneau (Francia) no estuvo tan cerca de sus hermanos M3/M6 como esperábamos. Aquí el BMW X6 M sale un poco más perjudicado por las curvas largas rápidas que provocan mucha inercia, lo cual está muy penalizado cuando arrastramos muchos kilos. De hecho los neumáticos, esos rodillos en llanta de 21” que atrás monta nada menos que 325/30 —igual que el X5 M que tuvimos en su día—, sufrían mucho en esos apoyos y la deriva era escandalosa, a pesar de que los hinchamos un poco más de lo que recomienda el fabricante. 

De todas formas los trabajos de la suspensión para evitar el balanceo de la carrocería es encomiable. Y de ahí que sus registros sean admirables, a pesar de ser el coche más pesado de toda esta comparativa. Y es que la tracción total transmite al asfalto muy bien los 575 CV del V8 biturbo. La tendencia al subviraje es evidente, pero también lo compensa saliendo de las curvas con un ligero sobreviraje propio de los deportivos con el emblema M. 

Porsche Panamera GTSPorsche Panamera GTS 

El Porsche Panamera GTS -es el modelo anterior, el nuevo Panamera se acaba de estrenar- ya que está condicionado por su peso frente a la «ligera» competencia de este comparativo. Pero para ser justos hay que reconocer a estar enorme berlina que ofrece un comportamiento deportivo mucho mejor de lo que podríamos pensar. 

El Porsche Panamera GTS es el segundo coche más pesado de los 11 que aparecen en estas páginas. Y sin embargo, se permite el lujo de hacer el segundo mejor tiempo en dos de los sectores de los 7 que hemos dividido el circuito. El Panamera GTS recordamos que cuenta con un motor V8 atmosférico de 4,8 litros y 440 CV, mientras su peso se acerca a las 2 toneladas. Es de los pocos atmosféricos de esta comparativa, pero tiene una contundencia como si estuviera sobrealimentado. Por ello le viene de maravilla contar también con la tracción total. Y, en nuestro caso, con la opción de los frenos cerámicos que siempre viene bien para rodar en pista, ya que aguantan más la fatiga, aunque por mi experiencia no se suelen conseguir mejores registros de frenada en pistas como estas tan lentas. 

BMW M6 Competition 

De todo el lote de deportivos que nos ocupan, este el BMW M6 Competition es el modelo con la segunda mayor potencia de todos: 600 CV. Pero lo que es más importante, con la segunda relación peso/potencia ya que ofrece 3,1 kg/CV, igual que el Jaguar F-Type R Coupé AWD, ambos por detrás del imbatible Ferrari 488 GTB. Por ello el M6 Competition es capaz de encaramarse al tercer escalón del podium en la vuelta rápida a la pista de L´Anneau, por detrás del citado Ferrari y el Porsche Boxster Spyder, un auténtico especialista en pista. 

El BMW M6 Competition es una edición especial que cuenta con una discreta mejoría respecto el M6 normal. Unos caballos más de potencia (40 en total) que, junto con el paquete M Driver, se puede disponer de una velocidad máxima de 305 km/h. Además, aunque no es una opción exclusiva de esta versión, se pueden montar los enormes discos cerámicos de 410 mm de diámetro delante. 

Eso sí, pasar sacar todo el provecho a esta mecánica con los controles de estabilidad desconectados, las dotes al volante tienen que ser altas, porque es un propulsión trasera con un motor muy poderoso y una baja motricidad. Cuesta mucho dar gas en plena curva… mejor ni intentarlo. 

Jaguar F-Type AWDJaguar F-Type R AWD 

La llegada de la tracción total le ha venido muy bien a esta versión del Jaguar F-Type. Sin embargo no ha sido suficiente para poder superar a los Porsche Panamera o BMW M4, que han quedado por delante a pesar de contar con muchos menos caballos. Sin duda ahora transmitir los 550 CV al suelo es más fácil y en esta pista nos ha transmitido mucha más tranquilidad. Sobre todo en las zonas rápidas, donde demuestra sus mejores resultados. 

El sistema de tracción total supone un incremento de peso de 80 kg en esta versión, que alcanza una tara máxima de 1.730 kg, pero aporta muchas ventajas. Sin embargo es el peso el talón de Aquiles de esta versión lo que le condiciona mucho en las zonas lentas, donde cuesta más parar el coche y meter el tren delantero, ya que tiende a subvirar más de la cuenta por todo el peso que recae sobre el ese eje. 

El tren trasero permanece inamovible en todo momento, incluso demasiado, ya que lo ideal hubiera sido que tuviera más protagonismo en la conducción, lo que redundaría en términos de eficacia absoluta y disfrute a los mandos, como ocurre, por ejemplo en los Audi R8 o Porsche 911 Turbo.  

BMW M4 

El poderoso motor 6 cilindros en línea turboalilmentado que anima al BMW M4, también trajo sus controversias entre los incondicionales, ya que era la primera vez que se recurría a la sobrealimentación en este modelo. Desarrolla 431 CV, lo que supone una ganancia de tan sólo 11 CV con respecto al V8 atmosférico, pero lo importante está en el aumento de par; de 40,8 mkg a 3.900 vueltas, se pasa a nada menos que 56,12 mkg que se consiguen a tan sólo 1.850 rpm. El empuje del 6 cilindros en línea turboalimentado es mucho más consistente en instantáneo en todo momento que el de los motores atmosféricos de antaño.

Y así lo ha demostrado en la pista, quedándose a apenas 4 décimas de su hermano mayor el M6 Competition. Incluso hay un sector, el VII, en la entrada en meta, donde el M4 se permite el lujo de superar a su pariente. También hay que decir que aguantaron los frenos bastante bien gracias a que iba equipado con los frenos cerámicos opcionales.  

Toyota GT86Toyota GT86 

No es el más potente ni el más caro ni el más espectacular, pero si lo que nos gusta es conducir en el sentido amplio de la expresión, el Toyota GT86 es uno de los coches más satisfactorios del mercado. Este coupé de configuración mecánica clásica, con motor delantero, propulsión trasera y diferencial autoblocante, es un deportivo sumamente equilibrado y gratificante. 

El motor 2 litros atmosférico que le anima, gracias a su configuración bóxer permite un centro de gravedad muy bajo. Desarrolla 200 CV; no son demasiados, pero parecen más que suficientes para mover con total agilidad los 1.230 kg que pesa el coche. Para ello cuenta además con un cambio de seis marchas de relaciones muy bien calculadas, mientras que el calzado es bastante justo para lo que se estila en la actualidad; monta así gomas 215/45 sobre llantas de 17. El GT 86 consigue acelerar de 0 a100 km/h en 7,6 se mientras que la velocidad máxima alcanza los 226 km/h. 

El Toyota GT86 es un pequeño coupé de cuatro plazas, si bien es verdad que el espacio detrás es muy justo. El habitáculo es sencillo y sobrio, pero el puesto de mando está muy bien diseñado para que el conductor pueda disfrutar plenamente de la conducción deportiva. Con todo esto resulta evidente que el GT86 es un coche apto para disfrutar a diario, manejable en ciudad, agradable y eficaz a la hora de viajar, ya que además de rápido, permite gastar muy poco en combustible. 

Porsche Boxster Spyder 

El Porsche Boxster Spyder es un roadster de los de antes, con una sensación de deportividad como pocos coches hay en el mercado.. Por ello no es de extrañar que haya estado en todo momento en los primeros lugares del ranking de tiempos, logrando el segundo mejor registro de los 11 contendientes y ganando en tres de los siete sectores del circuito. Y todo con una relación peso/potencia de 3,5 kg/CV, inferior a la de otros rivales

Pero la ligereza es su punto fuerte. Solo el Opel Corsa OPC y el Toyota GT86 le ganan en este apartado y por muy poco. Por eso es muy fácil hacer brillar su mecánica boxer de 3,8 litros y 375 CV. Por supuesto atmosférica y que ha supuesto nuestra despedida de este tipo de motores atmosféricos en esta familia de Porsche. La actual generación (denominada 718) tiene motores de 4 cilindros y con turbo.

Desde luego, el trazado de la pista parece que estaba diseñada para el modelo de Stuttgart. Se comporta como pez en el agua y el piloto obtienen satisfacciones que no consigue con ningún otro modelo del plantel. Curva rápida o lenta, el Boxster la negocia a la perfección. Sin subviraje y sin sobreviraje, solo con una neutralidad que hace a veces dudar al piloto si en algún momento pasarán cosas raras. Pero nunca sucede. 

Bajo el pedal del gas encontramos 375 CV que son una delicia de gestionar. Así como la potencia de frenada, que nunca se agota y detiene el coche en muy pocos metros en cada frenada. Pero creo que ha sido el mayor límite de aceleración lateral el que ha permitido al Porsche tutear al mismísimo Ferrari. En todos los sectores iguala en este sentido al modelo de Maranello.  

Ferrari 488 GTBFerrari 488 GTB 

De los 11 contendientes es evidente que es el Ferrari 488 GTB es el "abusón" con sus impresionantes 670 CV de potencia: según nuestras pruebas en circuito, es el superdeportivo que puede de largo con todos. Pero siempre se sacan conclusiones. Y desde luego, la primera, fue que no ganó con la autoridad que se le esperaba. Menos de un segundo de diferencia respecto al segundo clasificado, el Porsche Boxster con la mitad de potencia es un dato revelador. 

Para empezar el motor V8 biturbo es una explosión de fuerza. Tiene muchísimo par a bajas vueltas y es capaz de subir hasta las 8.000 rpm. Sin duda la pista se le quedaba pequeña, ya que apenas podíamos pisar a fondo el peda del gas en muy pocas partes del circuito. La relación peso/potencia es abrumadora frente a sus rivales, ya que solo tienen que mover 2,2 kg de peso por cada caballo del motor. Por ello la capacidad de aceleración y de aprovechar las rectas es brutal frente a cualquiera de sus rivales. Porque además cuenta con un diferencial activo en su sistema de propulsión que le permite tener una motricidad fabulosa y deja en entredicho la de otros propulsiones de esta cita como la del BMW M6 Competition

En este caso, el piloto no se tiene que esforzar tanto para mantener el coche dentro del trazado, ya que es más fácil de manejar, aunque conviene saber lo que se está haciendo porque la zaga siempre tenderá a adelantarnos como abusemos del acelerador. En la posición Race se obtienen muy buenos registros, pero para lograr sacar hasta la última centésima, es mejor hacerlo sin ningún control.     

Los 11 deportivos, frente a frente (circuito de L'Anneau du Rhin, Francia) 

Coches

 

Tiempos

Ferrari 488 GTB

0.59,6 min

Porsche Boxster Spyder

1.00,5 min

BMW M6 Competition

1.01,5 min

BMW M4 Coupé

1.01,9 min

Porsche Panamera GTS

1.02,0 min

Jaguar F-Type R AWD

1.02,4 min

Audi TTS

 

1.03,1 min

Honda Civic Type R

1.03,3 min

BMW X6 M

 

1.03,7 min

Toyota GT86 TRD

1.06,4 min

Opel Corsa OPC

1.07,0 min

(*). El Circuito de L'Anneau du Rhin se encuentra en la región de la Alsacia (Francia). Cuenta con varios tipos de trazados. El elegido para nuestras pruebas fue uno de los pequeños sectores de "Handling", de 1.815 m de longitud con varias zonas lentas con sucesión de curvas y varias rectas. 

También te puede interesar

- Los coches más rápidos en Nürburgring

- Los coches más caros del mundo en 2016 y 2017

- ¿Quieres un coche nuevo? Antes, valora tu coche gratis

 

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...