¿Se puede ser un turista sostenible? Doce maneras de tener un impacto positivo en tus viajes

Tras un periodo de caída en picado de las cifras de turismo durante la pandemia, éste resurge. Una buena noticia para muchos trabajadores y empresas, pero podría ser mala para el planeta. Aquí hay una selección de formas para asegurarse unas vacaciones que no dañen el medio ambiente.

Un sector de turismo sostenible puede ayudar a reducir la pobreza mundial sin impactar negativamente en el medio ambiente.
Un sector de turismo sostenible puede ayudar a reducir la pobreza mundial sin impactar negativamente en el medio ambiente.

Hay muchos aspectos positivos en el turismo. Alrededor de dos mil millones de personas viajan cada año con este fin. Además, conecta a las personas y acerca el mundo a través de experiencias compartidas, conciencia cultural y construcción de comunidades. También, proporciona puestos de trabajo, estimula el desarrollo regional y es un motor clave para el progreso socioeconómico.

Muchos destinos populares están amenazados por el aumento de la contaminación, los peligros ambientales, los daños a los sitios patrimoniales y el uso excesivo de los recursos

Sin embargo, a menudo hay un inconveniente. Muchos destinos populares están amenazados por el aumento de la contaminación, los peligros ambientales, los daños a los sitios patrimoniales y el uso excesivo de los recursos. Y eso sin tener en cuenta la contaminación causada por los viajes hacia y desde estos destinos.

Con eso en mente, aquí hay doce consejos que ayudarán a disfrutar del viaje y partir con la confianza de que el destino turístico favorito no se verá dañado.

1. Deshazte de los plásticos de un solo uso

Plásticos de un solo uso acumulados en la arena de la playa.
Plásticos de un solo uso acumulados en la arena de la playa. Foto: IStock.

A menudo se usan por menos de 15 minutos, los artículos de plástico de un solo uso pueden tardar más de 1.000 años en degradarse. Muchos de nosotros estamos cambiando a opciones sostenibles en nuestra vida diaria, y podemos adoptar la misma actitud cuando estamos de viaje. Al elegir botellas y bolsas reutilizables, se puede ayudar a garantizar que haya menos desechos plásticos en el océano y otros hábitats.

2. Ser sabio con el agua

En general, los turistas usan mucha más agua que los residentes locales. Con un número creciente de lugares que experimentan escasez de agua, las elecciones que se hagan pueden ayudar a garantizar que las personas tengan un acceso adecuado al agua en el futuro.

Al renunciar al cambio diario de sábanas y toallas durante las estancias en hoteles, se puede ahorrar millones de litros de agua al año

Al renunciar al cambio diario de sábanas y toallas durante las estancias en hoteles, se puede ahorrar millones de litros de agua al año.

3. Comprar local

Cuando se compran productos locales, se contribuye a impulsar la economía local, se beneficia a las comunidades locales y se ayuda a reducir la huella de carbono del destino del transporte de mercancías. Esto también es cierto a la hora de las comidas, así que la mejor opción es disfrutar de productos frescos cultivados localmente cada vez que se pueda.

4. Utilizar un operador ético

El turismo amplía nuestros horizontes...
El turismo amplía nuestros horizontes. Foto: UN.

Las operaciones turísticas involucran personas, logística, proveedores, transporte y mucho más. Cada eslabón de la cadena puede tener un impacto en el medio ambiente, ya sea positiva o negativamente.

Es conveniente asegurarse de elegir un operador que priorice el medio ambiente, utilice los recursos de manera eficiente y respete la cultura local

Si se prefiere dejar la planificación a otra persona, es conveniente asegurarse de elegir un operador que priorice el medio ambiente, utilice los recursos de manera eficiente y respete la cultura local.

5. “Por favor, no alimentes a los animales”

Compartir alimentos con la vida silvestre o acercarse lo suficiente para hacerlo aumenta las posibilidades de propagar enfermedades como el resfriado, la gripe y la neumonía de humanos a animales. Además, cuando éstos se acostumbran, sus comportamientos naturales se alteran y se vuelven dependientes de las personas para sobrevivir. En algunos casos, también puede conducir a conflictos entre humanos y animales.

6. ¡Y tampoco te los comas!

Al crear la demanda, el consumo de animales exóticos o en peligro de extinción conduce a un aumento de la caza furtiva, el tráfico y la explotación.

Además del daño causado al ejemplar, una comida irresponsable puede contribuir a la extinción de especies ya amenazadas por el cambio climático y la pérdida de hábitat. Hay que tener en cuenta esto cuando se compran recuerdos y mantenrse alejado de los productos hechos de vida silvestre en peligro de extinción.

7. Comparte un viaje

El transporte es uno de los principales contribuyentes a la huella de carbono del turismo. En lugar de taxis privados, se aconseja explorar el uso del transporte público, como trenes, autobuses y taxis compartidos. También se puede usar la bicicleta, que ofrece una forma conveniente y económica de explorar y aprender sobre un lugar.

8. Considerar alojarse en una casa familiar

Sumérgete en la cocina local. Deleitarás tu paladar y apoyarás la economía local...
Sumérgete en la cocina local. Deleitarás tu paladar y apoyarás la economía local. Foto: UN.

Alojarse con un residente local o una familia es una opción amigable con la naturaleza que permite conocer de cerca la cultura y las costumbres locales.

Puede animar a las comunidades, al proporcionarles ingresos y mostrarles diferentes formas de vida

Esto, además, puede animar a las comunidades, al proporcionarles ingresos y mostrarles diferentes formas de vida.

9. Haz tu tarea

Antes de viajar, infórmate sobre el destino. El hacerlo permitirá sumergirse mejor en las tradiciones y prácticas locales y apreciar las cosas que, de otro modo, podrían haber pasado desapercibidas.

Con la información adecuada, se puede explorar un destino de una manera más sensible y sorprenderse con nuevas aventuras y descubrimientos.

10. Visitar parques nacionales y santuarios

Familia de Leones relajándose bajo el árbol en el Parque Nacional del Serengeti, Tanzania
Familia de Leones relajándose bajo el árbol en el Parque Nacional del Serengeti, Tanzania. Foto: IStock.

Explorar la naturaleza y la vida silvestre a través de los parques nacionales es una forma íntima de aprender sobre los animales y sus ecosistemas de primera mano.

En algunos casos, su tarifa de entrada apoya los esfuerzos de conservación que protegen las especies y los paisajes

En algunos casos, su tarifa de entrada apoya los esfuerzos de conservación que protegen las especies y los paisajes y preservan estos espacios naturales para que disfruten los futuros visitantes.

11. No dejar rastro

Es imprescindible colocar la basura en su lugar y no quitar ni alterar nada sin permiso. Asegurémonos de dejar solo huellas suaves, y no del tipo ambiental.

12. Cuéntaselo a tus amigos

Ahora que estás listo para viajar a un estilo ecológico, ¡es hora de correr la voz! Informa a tus compañeros de viaje, amigos y familiares sobre cómo el turismo sostenible beneficia a la población local, al mejorar sus medios de vida y bienestar, y nos ayuda a todos a salvaguardar nuestro hermoso entorno.

Fuente: Naciones Unidas.

Portada de la nueva guía de viajes sobre Barcelona de la editorial Alhenamedia.

Relacionado

SimplyTravellers dedica a Barcelona su primera guía de turismo sostenible y responsable

Una imagen del Parque Nacional Thy, en Thisted, una de las ciudades elegidas ejemplos de turismo sostenible.

Relacionado

Tres ejemplos de turismo sostenible

Cada vez más se está apostando por el turismo sostenible. Foto: IStock.

Relacionado

Cinco claves del turismo sostenible

Turismo sostenible en la Sierra de la Tramuntana, Mallorca. Foto: iStock

Relacionado

COVID-19, un impulso para el turismo sostenible