VW reducirá versiones y grados de equipamiento

volkswagenservicecenter.jpg
volkswagenservicecenter.jpg

Por José Virgilio Ordaz.

 

Volkswagen continúa ajustando su estrategia con el fin de afrontar posibles sanciones por el caso Dieselgate; y mientras confirma que continuará el programa de participación de Porsche y Audi en Le Mans, aunque reduciendo de tres a dos autos por marca; y ratificando que sí habrá segunda generación del Phaeton y un sustituto del Bugatti Veyron, ahora toca turno a sus modelos masivos.

 

A las reducciones que ya conocimos, como la cancelación de un nuevo centro de diseño (lo que probablemente desencadenó la renuncia de Walter de Silva) y el posible cierre de la Fábrica de Cristal, ahora se suma el recorte de versiones y grados de equipamiento en casi todos sus autos.

 

Si bien aún falta por desglosar cuáles serán los modelos afectados y en qué nivel, el consorcio afirma que esto les permitirá reducir sus gastos hasta en 1,900 millones de Euros (33,280 millones de pesos); agregan que también se reducirán los bonos otorgados a los altos ejecutivos.

 

Así lo ha dado a conocer Bernd Osterloh, máximo responsable de la empresa, quien aclaró que al reducir la complejidad y los costos de los componentes usados en la fabricación de sus autos, así como la logística relacionada con ello, podrán reducir sus gastos a escala masiva, sin tener que recurrir al recorte de personal.

 

Herbert Diess, jefe de la firma, señala que el objetivo de la empresa es reducir sus gastos en un total de 5 mil millones (algo más de 87 mil MDP), imperioso en un escenario donde hay 11 millones de vehículos afectados pendientes de corregir y una reducción en ventas mundiales observada en el mes de octubre en el orden del 3.5%, pese a un ligero incremento en Alemania del 0.5%.

 

 

Los mejores vídeos