Trump amenaza a BMW por planta en San Luis Potosí

bmwplantaslpinicio03.jpg
bmwplantaslpinicio03.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

 

"Sólo será más grande. Las empresas de automóviles y otros productos, si quieren hacer negocios en nuestro país, tienen que empezar a fabricar cosas aquí de nuevo. ¡A ganar!"

 

De nuevo Donald Trump, magnate devenido en defensor de los trabajadores y presidente electo de los Estados Unidos pese a haber obtenido una menor cantidad de votos en las pasadas elecciones, lanza un ataque contra una compañía automotriz.

 

Y tras centrar sus dardos contra las firmas americanas Ford y General Motors, el republicano ha seguido contra empresas de capital extranjero, como Toyota. En esa ocasión ha sido en una entrevista que Trump atacó a la industria automotriz alemana pues los “americanos compran muchos más autos alemanes ¿Cuántos Chevrolet ven ustedes en Alemania, no muchos, quizá ninguno”, en clara muestra de ignorancia y desconocimiento del mercado, pues Chevrolet como marca desapareció de Europa desde finales de 2015, dejando por completo su sitio a la subsidiaria de GM Opel, que es la quinta marca mejor vendida en Alemania, mismo escaño que ocupa el Opel Astra en el Top 10; Ford, de capital americano, ocupa el sexto puesto.

 

 

También señaló directamente a BMW por la planta que comenzó a construir en San Luis Potosí desde hace más de medio año, la cual iniciará operaciones en 2019 armando el Serie 3 Sedán de siguiente generación: “BMW debería construir su nueva fábrica de automóviles en Estados Unidos, porque esto sería ‘mucho mejor’ para el fabricante".

 

Actualmente, el BMW Serie 3 para Norteamérica se arma en Alemania. El modelo también se monta en menor escala en varios países orientales, además de Sudáfrica (de dónde se trasladará la producción para recibir a la X3) y Brasil, aunque en estos casos únicamente para cada mercado interno. Algunas pocas unidades blindadas se ensamblan en Toluca, México, por lo que la planta de San Luis Potosí no afecta en lo más mínimo a los empleos que actualmente existen en Estados Unidos, una de las principales justificaciones para los ataques del político conservador.

 

 

Los responsables de BMW dijeron sentirse “como en casa” en Estados Unidos, toda vez que existe ya una planta en Carolina del Sur que produce las SUVs X3, X4, X5 y X6 en exclusiva para occidente, con un 70% de su producción destinada a la exportación (incluyendo, claro está, Alemania), mientras que sus operaciones generan 8,000 empleos directos y 70,000 empleos indirectos en la Unión Americana.

 

Pese a las amenazas de impuestos extra, en BMW señalan que los planes de la planta potosina continúan. El Serie 3 es el auto de la marca mejor vendido en los Estados Unidos.

 

 

Nuestros destacados