Tesla: Plan Maestro parte 2

teslamodelsmodelxmodel32016.jpg
teslamodelsmodelxmodel32016.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Tesla (en cuyos sitio web ya prescinden del “Motors” al final), emitió un comunicado firmado por Elon Musk, creador de la compañía, en el que nos comparte algunos detalles de la segunda parte de su Plan Maestro.

 

La primera parte, presentada hace diez años, explicaba cómo usarían las ganancias de PayPal -también creado por Musk- para crear un vehículo eléctrico de alta gama y producción limitada. El sudafricano explica que en ese entonces crear una empresa automotriz en Estados Unidos era una “idiotez”, mientras que crear una compañía de autos eléctricos era “una idiotez al cuadrado”.

 

Pero actualmente sólo dos automotrices americanas no han ido a quiebra: Ford y Tesla. En la firma californiana estaban indecisos si comenzar por un deportivo (Tesla Roadster) o un sedán (Model S), aunque el creativo señala que la gente tiene mayor disposición en pagar 100 mil dólares por un deportivo que por un “Civic eléctrico”, sin importar lo bueno que sea el segundo.

 

Musk sabía que la compañía recibiría críticas por hacer autos “para ricos”, aún luego de emitir su plan. Explica que los ingresos y la experiencia lograda con el Model S y la Model X, se invertirían luego para un modelo más accesible, el Model 3, el cual confirma que será acompañado por un derivado SUV compacto, así como de una variante pick-up. El siguiente enfoque se dará en los vehículos de trabajo, pues promete que mostraran un vehículo de carga pesada y un autobús el próximo año, aunque de momento no ofreció más detalles.

 

 

Descarta por ahora un auto por debajo del Model 3, al cual considera la versión 0.5, “la versión 1.0 llegará en 2018”, promete. Musk también afirmó que la energía solar tendrá un papel importante en sus autos futuros, que contarán con paneles solares en el techo, por lo que Solar City, la empresa encargada de instalar celdas solares en viviendas y estaciones de recarga eléctricas –también obra de Musk-, ahora será una división de Tesla, de modo que ambas trabajen de manera conjunta.

 

Tanto sus vehículos de pasajeros como los de trabajo contarán con sistemas de autoconducción que se irán “madurando” hasta ser totalmente autónomos. Ante las críticas al sistema, puntualiza que el índice de mortalidad de los vehículos convencionales es de  más del doble por millas recorridas contra los vehículos sin conductor, e incluso Musk confía en que a medida que se vaya refinando ese sistema –que aclara, está en su versión beta-  la diferencia sea aún mayor, hasta 10 a 1.

 

Nuestros destacados