Tesla alista su sistema de conducción autónoma

teslamodels2.jpg
teslamodels2.jpg

Por José Virgilio Ordaz.

 

Aunque Tesla anunció oficialmente su tecnología de conducción autónoma en octubre de 2014, aún no logra liberar todas las características necesarias en el Model S; una actualización de software 7.0 deberá de ofrecer una conducción automatizada al 90%, incluyendo dirección y adelantamiento automáticos.

 

Sin embargo, la legislación en diferentes regiones parece no avanzar al mismo ritmo, al grado que ya se anuncia que este tipo de tecnologías podría prohibirse en más de un país. De momento, la pregunta fundamental es, en caso de accidente de un vehículo autónomo ¿Quién es el responsable?

 

Tesla intenta dar una respuesta definitiva a la cuestión, especialmente en situaciones dónde hay que tomar una curva; un escenario potencialmente “peligroso” para cualquier automóvil, autónomo o no.

 

El tema, que atañe tanto a marcas  como a gobiernos y compañías de seguros (principales interesadas en fincar responsabilidades), podría solucionarse con la tecnología más básica; el “conductor” –o quien tenga acceso a los mandos del vehículo- deberá de indicar la trayectoria del auto por medio de las luces direccionales (recomendable también en conducción no-autónoma).

 

Con esto, la persona tras el volante está dando una comprobación final y volviéndose partícipe de la situación; por lo que asume la responsabilidad final en caso de siniestro. La tecnología de conducción autónoma de Tesla podría presentarse en el tercer trimestre del año.

 

 

 

Los mejores vídeos