Sindicato de Nissan vs el gobierno francés

carlosghosnrenaultnissan31.jpg
carlosghosnrenaultnissan31.jpg

Por José Virgilio Ordaz.

 

En abril de este año, el gobierno francés destinó 1,230 millones de Euros (22,427 millones de pesos) con del fin de adquirir unas 10 millones de acciones de Renault, aumentar su participación en la firma y proteger sus derechos a voto; o visto de otra forma, con el fin de aumentar su injerencia y grado de control sobre la compañía.

 

El objetivo es proteger el peso del Estado en la gestión de la empresa y de defender sus intereses a largo plazo", señaló en su momento el ministro de economía Emmanuel Macron.

 

En 2014, el gobierno francés creó una ley que dictaba que si las acciones que poseían de una empresa pública tenían una antigüedad de más de dos años, éstas tendrían derecho al doble de votos; la cúpula de Renault se reunirá con el resto de accionistas para bloquear la resolución (única forma de lograrlo), por lo que el gobierno francés decidió aumentar su participación del 15 al 19.7%; entre los accionistas se encuentran Nissan (15%), el Norges Bank (4.2), Daimler (3.1) y los descendientes del fundador de Renault (1.2%).

 

Hasta ahora, miembros del gobierno galo y directivos de Renault, encabezados por el CEO Carlos Ghosn (en la imagen), han mantenido una lucha de poder, aunque el ejecutivo brasileño acaba de conseguir un nuevo aliado a su causa: el sindicato de trabajadores de Nissan en Japón.

 

Esta agrupación no es dada precisamente a inmiscuirse en política y hacer ruido, como sucede con los sindicatos americanos y europeos; de hecho, esta es la primera vez en 16 años que se inmiscuyen a este grado en los asuntos de la compañía, por lo que no es algo que deba tomarse a la ligera.

 

El sindicato japonés ha emitido duras críticas en un comunicado contra el gobierno francés, calificando su intento de lograr los votos dobles como "inaceptable y contra el espíritu pretendido de la Alianza Renault-Nissan. Apoyamos los numerosos intentos de Nissan (también encabezada por Ghosn) para reunirse con el gobierno francés y encontrar una solución equilibrada y constructiva que beneficie y fortalezca a la Alianza”.

 

El gobierno francés no ha respondido al comunicado, pero es un asunto que difícilmente se resolverá en el mediano plazo.

 

 

Los mejores vídeos