SEAT Arona, presentación

seatarona201801.jpg
seatarona201801.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

SEAT no ha querido esperar hasta el mes de septiembre y presenta la Arona, su segunda SUV, que ahora competirá en el segmento de los vehículos subcompactos.

 

 

Como se esperaba, el diseño recibe una clara influencia tanto de la Ateca, la primera SUV en forma de la marca, como del recién presentado Ibiza. De la Ateca vemos la línea de carácter que remarca el borde de la tapa del cofre, así como la gran entrada de aire inferior, franqueada por los faros de niebla, que en este caso son redondos.

 

 

Del Ibiza vemos el ángulo más marcado en que se ubica la parrilla con respecto a la vertical, así como los faros más rectos, la línea de cintura ascendente y el captador de luz inclinado. La mayor declaración de diseño y que le da un toque más personal es el techo en color contrastante (negro, naranja o gris; SEAT promete hasta 68 combinaciones), que se extiende hasta el pilar A y parte del último poste, donde es “cortado” por la línea de cromo que nace de los cristales y se ensancha. Salvo por el medallón más contenido, la trasera recuerda más a su hermana SUV.

 

 

Es 8 cm más larga que el Ibiza y 10 cm más alta (4.14 x 1.54 metros), mientras que la capacidad se cajuela será de 400 litros. Se ofrecerá con un motor a diésel 1.6 litros con 95 o 115 HP. En gasolina, la oferta arranca con el tricilindro 1.0 litros ya conocido en el Volkswagen Up!, que gracias al uso de la sobrealimentación también ofrece 95 y 115 caballos.

 

 

El grado FR vendrá con un más interesante motor de cuatro cilindros 1.5 litros de 150 HP ya visto en el Golf para Europa. Tendrá transmisiones manuales de seis velocidades y automáticas DSG de siete, conectadas exclusivamente al eje delantero. Más adelante se agregará una variante alimentada por gas natural con 90 caballos.

 

En equipamiento, dependiendo de la variante y región donde se ofrezca, podrá añadir frenado de emergencia, control crucero inteligente, asistente de atascos para seguir al vehículo precedente, detección de punto ciego, asistente de estacionamiento, pantalla de hasta 8 pulgadas para el sistema de infoentretenimiento con conectividad Apple CarPlay, Android Auto y Mirror Link, carga inalámbrica para Smartphones, climatizador dual, faros LED y acceso y encendido manos libres.

 

 

El debut oficial será, como estaba planeado, en el Salón de Frankfurt, donde al parecer nada le quitará protagonismo a la Volkswagen T-Roc; además de las muchas representantes de su muy nutrido segmento, tendrá que enfrentar a varios modelos nuevos que llegarán a futuro, como la Kia Stonic o la Hyundai Kona. Las ventas están contempladas para iniciar en 2018. Más adelante, SEAT presentará una tercera camioneta, con nombre por definir.

 

Nuestros destacados