Se establece la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi y da a conocer su plan 2022

carlosghosnrenaultnissanmitsubishi2.jpg
carlosghosnrenaultnissanmitsubishi2.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Ya a mediados de año, la Alianza Renault-Nissan se erigía como el mayor fabricante de automóviles del mundo, por encima de Grupo Volkswagen y Toyota Motors. Mientras que VAG lanzó una nueva estrategia 2025, en sustitución de la 2018, donde planeaban ser el grupo automotriz más grande del mundo (algo que ya lograron en 2016) pasando de un enfoque cualitativo a un cuantitativo, en Toyota se curaron en salud desde hace unos años anunciando que habían llegado a un punto en que era muy difícil crecer, centrándose en mantener cuotas de mercado.

 

 

Pero en Renault-Nissan el enfoque es mucho más agresivo. Alianza 2022 es un plan a seis años, donde Mitsubishi se integra por completo a la Alianza, que se renombra como Renault-Nissan-Mitsubishi. Habrá una nueva generación de vehículos eléctricos, con una reducción de costos del 30%, hasta 600 km de autonomía y la capacidad de recargar en 15 minutos energía suficiente para 240 km de rango útil. El plan incluye 12 modelos eléctricos para 2020 y 40 vehículos con algún grado de tecnología de manejo autónomo.

 

 

El uso de cuatro plataformas comunes en hasta nueve millones de vehículos al año le permitirá a la Alianza un ahorro de costos de 12,000 millones de dólares, mientras que los propulsores comunes representarán tres cuartas partes de la oferta de todas las filiales. Se espera que al final de la estrategia, se acumulen ingresos por 240,000 millones de dólares.

 

 

Sin embargo, la parte más agresiva viene con las ventas, pues se espera que para entonces tengan ventas acumuladas anuales de 14 millones de unidades, incluyendo todas las filiales (Dacia, Datsun, Infiniti, Mitsubishi, Nissan, Renault, Samsung), una cifra ambiciosa para un grupo automotriz que apenas este año rebasará los 10 millones de unidades, con lo que, si todo sale bien para Carlos Ghosn, mandamás de la Alianza, se colocarán por primera vez como el autoconstructor más grande en un año completo.

 

Aún no se habla de una fusión total, aunque fue descartada, al menos en el tiempo de vigencia de la estrategia 2022.

 

Nuestros destacados