Salón de París 2016: Land Rover Discovery 2017

landroverdiscovery201721.jpg
landroverdiscovery201721.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Por fin, se liberan las primeras imágenes de la Land Rover Discovery de tercera generación; aunque a la firma le gusta pensar que es la quinta, dadas dos generaciones de larga vida comercial con profundos facelifts en el ínter.

 

 

Como se esperaba, recibe una fuerte influencia de la Discovery Vision Concept de 2014, así como de su ahora hermana menor, la Discovery Sport, con lo que queda formalmente inaugurada la denominación como una familia de vehículos, tal como pasara en su momento con la Range Rover al aparecer las RR Sport y Evoque.

 

 

Contra el modelo saliente, tenemos flancos menos rectos y vértices menos cortantes, parece que la Discovery por fin descubre que hay un mundo más allá de la línea recta. El frente está claramente dividido en dos planos, uno que aglutina a los delgados faros y la alta parrilla; y otro recto con la enorme toma de aire inferior. El parabrisas luce menos vertical, aunque el cofre es mucho más prolongado.

 

 

Los flancos también son más curvos y aunque se conserva el tercer cristal y el poste D como elementos independientes, ahora presentan una marcada inclinación. Los pasos de rueda siguen siendo prominentes, pero ya no están remarcados. La trasera ahora es casi totalmente simétrica, salvo por el espacio para la placa, perdiendo el característico escalón del medallón, mientras que las calaveras ahora tienen un acomodo vertical y el portón es de una sola pieza.

 

 

Al interior, si bien remite a la Discovery Sport y a prácticamente a toda la gama del fabricante, con paneles sencillos, se las arregla para tener su propuesta personal. Al menos en las imágenes, pese a perder sus marcadas cuadraturas, no deja de percibirse mucha fuerza en sus formas. Nada de esto es gratuito, pues a decir de Gerry McGovern, director de diseño de Land Rover, el coeficiente de arrastre aerodinámico ha mejorado de 0.40 Cx a 0.35. El creativo es enfático a cuanto a la ausencia de rieles en el toldo: “no están disponibles, pero si quieren pueden agregar unos y echar a perder el diseño”.

 

 

La Discovery crece 14 centímetros, pasando de los 4.84 metros de la generación saliente a 4.98, quedando a sólo un centímetro de la Range Rover y dejando atrás a la RR Sport de 4.85 metros. La distancia entre ejes crece 4 cm y queda en 2.96 metros, mientras que la altura total se reduce otro tanto (1.80 m). Los rines van de las 19 a las 22 pulgadas.

 

Entre algunos detalles, la segunda y tercera fila de asientos no sólo pueden abatirse al toque de un botón, sino que la operación puede hacerse con una aplicación a través de un teléfono inteligente o en la pantalla táctil de 10 pulgadas del tablero. Cuenta con un sistema de sonido Meridian con 17 parlantes. Al igual que el resto de la gama, se asienta en una plataforma profusa en aluminio que promete un ahorro de peso de más de 400 kilogramos, necesario cuando la anterior rondaba las 2.7 toneladas. La capacidad de remolque es de hasta 3.7 toneladas.

 

 

Hay tres opciones diésel, aunque la más interesante es el nuevo V6 de 3.0 litros con 254 caballos y 443 lb-pie de par. Un impulsor de idéntico cubicaje heredado de la generación saliente, pero movido por gasolina, ofrecerá 340 CV y 332 lb-pie. En cualquier caso, la caja de velocidades es una automática de ocho velocidades, asociada a un sistema de tracción total que puede complementarse con un diferencial central Torsen de una o dos relaciones. La suspensión puede bajarse 6 cm o elevarse 7.4 para mejorar las cotas todoterreno.

 

Land Rover espera que la nueva Discovery enfrente adecuadamente tanto a modelos más pensados para la carretera como a aquellos que no necesitan de pavimento. Las ventas inician a mediados de 2017.

 

https://www.youtube.com/watch?v=ThdVKTHgVHg

 

https://www.youtube.com/watch?v=xCFmZJA-HIY

 

 

Los mejores vídeos