Salón de Los Ángeles 2016: Hyundai Ioniq

hyundaiioniq201701.jpg
hyundaiioniq201701.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Hyundai lleva varios meses compartiéndonos a cuentagotas imágenes y detalles de su nuevo vehículo de propulsión alternativa, el Ioniq, pero por fin hace su presentación en occidente y nos develan los detalles de cada variante.

 

 

La primera es la eléctrica, que buscará competir contra el Nissan LEAF y el VW e-Golf, mientras el Chevrolet Bolt se ubica en otra esfera gracias a su autonomía. El Ioniq EV cuenta con una batería de 28 kWh con un rango de uso de 200 km certificados por la EPA, que mueve un motor sincrónico de 118 HP hasta una velocidad máxima de 166 km/h. La recarga puede realizarse en una toma de 100 kW en 23 minutos, o cuatro horas y media en una conexión rápida de nivel 2. Un control de clima optimizado para el conductor apaga las otras salidas de aire cuando no se ocupan.

 

 

El Ioniq Hybrid será el modelo estrella y nace con el Toyota Prius en la mira. El impulsor endotérmico elegido para esta versión es un 1.6 litros Kappa de 103 HP y 108 lb-pie, auxiliado por un motor eléctrico de 43 HP y 125 lb-pie incrustado antes de la transmisión de doble embrague de seis velocidades.

 

 

La electricidad se almacena en una batería de polímeros de litio de 1.56 kWh bajo el asiento trasero. La aceleración es de 10.8 segundos y se espera que la economía de combustible quede en unos 25 km/l, gracias en parte a la eficiencia térmica del motor del 40%, con lo que pretende ser el vehículo líder de su segmento en este apartado. Estas dos primeras variantes estarán disponibles entre finales de 2016 e inicios de 2017 en los Estados Unidos.

 

 

La tercera propuesta es el Ioniq PHEV, que recibe un motor eléctrico más potente de 60 CV que puede impulsar por sí mismo al auto a velocidades de hasta 60 km/h en un rango de hasta 43 km. La batería también crece, con 8.9 kWh. La carga puede realizarse en ocho horas con una toma casera o en dos horas y media con una toma nivel 2. Su principal rival sería el Prius Prime, aún no disponible en México.

 

 

Para esta variante, al menos en la Unión Americana, deberán esperar a agosto de 2017. Las cifras oficiales de consumo aún no están disponibles. Se mostró un cuarto ejemplar que recibió la denominación de concepto, con elementos como un radar inteligente, cámaras que monitorean los carriles adyacentes, antena GPS, data de mapas en alta definición y cámaras con detección de peatones y señales de tránsito, con los que Hyundai promete un manejo autónomo asequible en breve.

 

No hay de momento confirmación de la llegada de alguna de estas variantes a nuestro país, pero dado que Kia ya hizo lo propio con el Niro, no debemos descartarlo.

 

Nuestros destacados