Salón de Los Ángeles 2015: Volvo Concept 26

volvoconcept2601.jpg
volvoconcept2601.jpg

Por José Virgilio Ordaz.

 

Entre la gran cantidad de vehículos que se han presentado en el Salón de Los Ángeles, Volvo lleva una propuesta conceptual que prescinde del auto en más de un sentido.

 

Primero, porque no es un auto, es una cabina, segundo, porque según Volvo, es su propuesta sobre cómo serán las cabinas de los autos autónomos en el futuro cercano; es decir, aquellos que han sido desarrollados expresamente para ser vehículos que se guiarán a sí mismos la mayor parte del tiempo, pudiendo convertirse en una oficina móvil o un salón de descanso.

 

Volvo es una de las marcas que más están apostando por la conducción autónoma, como lo demuestra el proyecto Drive Me, el cual probará 100 prototipos de la XC90 equipados con esta tecnología en 2017.

 

Según la marca, el nombre de este concepto deriva de que, al hacer más eficientes los traslados, un vehículo autónomo podrá “liberar” hasta 26 minutos por trayecto para el estadounidense promedio; esas son 158 horas al año, que podrían utilizar para cualquier otra cosa que no sea lidiar con el tráfico.

 

 

La cabina cuenta con tres modos de estancia: Drive, que es el modo “tradicional” en el que se pude manejar el vehículo en el que el interior se halle empotrado; Create, que permite configurarla para adaptarse de mejor modo a tareas como leer, trabajar o ver televisión; y Relax, donde el conductor podrá descansar y olvidarse del tráfico circundante.

 

Para esto, el concepto cuenta con un asiento especial multiconfigurable, una interfaz tipo tableta en la consola central, una mesa de trabajo plegable y una pantalla plana de 25 pulgadas que emerge del tablero, en el lado del pasajero. Cuenta también con climatizador de cuatro zonas, además de usar materiales tradicionales como cuero y madera que le dan un aire mucho más realista que muchas propuestas de interiores “futuros”.

 

https://www.youtube.com/watch?v=ihsa3H7Awp8

 

 

 

 

 

Los mejores vídeos