Salón de Ginebra 2017: Fittipaldi EF7 Vision Gran Turismo

fittipaldiimg-20170307-wa0025.jpg
fittipaldiimg-20170307-wa0025.jpg

 

Por Edmundo Cano

 

Emmerson Fittipaldi, el excampeón mundial de Formula 1 y de Indy Car, se alió con talento de clase mundial para crear su propia marca de superautos, y el primer fruto de este proyecto es el Fittipaldi EF7 Vision Gran Turismo, presentado en el Salón de Ginebra. Como el nombre revela, el auto es parte del proyecto Vision Gran Turismo y estará disponible en la nueva iteración del juego de Polyphony Digital para Playstation, pero Fittipaldi no planea dejar el auto en el plano virtual –como ha ocurrido con muchos autos desarrollados para este proyecto- sino que planea una muy corta producción para los clientes dispuestos a pagar por un ejemplar, aunque el precio o la cantidad de unidades planeadas no se especificaron. 
 
 
La carrocería del EF7 fue obra de la prestigiosa casa de diseño italiana Pininfarina, y aunque estéticamente está inspirada en los tiburones, su principal razón de ser es la máxima eficiencia de flujo de aire para lograr la mayor cantidad de downforce posible. Toda ella está fabricada en fibra de carbono, así como el monocasco del auto. Su peso total ronda los 1,050 kilos.
 
 
La ingeniería mecánica corrió a cargo de HWA, el brazo de competencia de AMG que, entre otras cosas, lleva la campaña de la marca en el DTM. HWA desarrolló exclusivamente para el EF7 un motor V8 de 4.8 litros de cigüeñal plano, que naturalmente aspirado produce 600 hp y 310 lb/pie de torque, además de presumir una estratosférica línea roja de 9,000 rpm. Está respaldado por una caja secuencial de 6 velocidades que, además de ser parte integral de la subestructura del motor, niega cualquier posible uso del auto en las calles, relegándolo exclusivamente a las pistas.
 
 
Para quienes puedan  darse el lujo de poseer un EF7, el mismísimo Emmerson Fittipaldi será su coach en un programa de entrenamiento diseñado por él mismo para exprimir el máximo provecho al enorme rendimiento del auto, además de que podrán tomar parte en track days en algunas de las pistas más prestigiosas del mundo. Y quién sabe, si el proyecto resulta productivo, podríamos ver en el futuro un Fittipaldi capaz de circular por las calles.
 
 
 
Nuestros destacados