Salón de Ginebra 2015: Bugatti Veyron LaFinale

Por Manuel Fernández

 

La base es el descapotable Grand Sport Vitesse (ha pasado un tiempo desde que no quedan coupés) con la misma plataforma mecánica ya de sobra conocida, es decir, un ocho litros de 16 cilindros en W con 1,200 caballos y un par de 1,500 Nm, unido a las cuatro ruedas por medio de una caja de doble embrague y capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 2.6 segundos. La velocidad máxima, 410 km/h.

 

Se optó por una decoración como la del primer ejemplar de este coche, mezclando tonalidades en rojo y negro tanto en la fibra de carbono expuesta como en los rines. No faltan los logotipos "LaFinale".

 

A bordo, hay un elefante característico de Bugatti esculpido entre los dos asientos (tal como el de la tapa de gasolina), más fibra de carbono roja y contrastes del mismo color sobre los asientos beige.

 

La producción del Veyron se cierra con el anuncio de que hay un nuevo Bugatti en camino.

 

Los mejores vídeos