Salón de Ginebra 2015: Audi Q7 E-Tron Quattro

q7etron1.jpg
q7etron1.jpg

Por Edmundo Cano

 

La Audi Q7 E-Tron Quattro podría ser el primer paso hacia una nueva gama entera para Audi, pues combina un motor turbodiésel con un sistema híbrido y el famoso sistema Quattro de tracción integral, todos ellos elementos que podrían aparecer en un futuro no muy lejano en prácticamente todos los modelos de la compañía.

 

En el caso de la Q7 E-Tron Quattro, encontramos bajo el cofre la última generación del V6 TDI de Audi, que genera 258 hp y 600 Nm (443 lb/pie) de torque, colocado en montajes de motor activos para eliminar las vibraciones inherentes a un motor de esta naturaleza. Complementándolo está un motor eléctrico alimentado por baterías de ion-litio que genera 126 hp y 349 Nm (258 lb/pie) de torque, para un rendimiento combinado de 367 hp y 713 Nm (526 lb/pie). La transmisión es una Tiptronic de 8 marchas.

 

Acelera hasta 100 km/h en seis segundos –gracias en parte a la tracción Quattro- y una velocidad máxima de 223 km/h; más relevantes, sin embargo, son sus cifras de consumo y emisiones, pues según Audi la Q7 E-Tron Quattro logra unos 57 kilómetros por litro (ciclo de homologación), mientras entrega menos de 50 gramos de emisiones de CO2 por km. Además, andando sólo en modo eléctrico tiene un rango de hasta 56 kilómetros, lo cual supone el mejor número en su segmento. La recarga total –dada la infraestructura adecuada- toma alrededor de dos horas y media.

 

La Audi Q7 E-Tron Quattro cuenta con cuatro modos de manejo para aprovechar sus cualidades; el “EV” se centra en la operación sólo con el motor eléctrico, mientras que la modalidad “Battery Hold” hace lo contrario, guarda la energía de la batería y la va recargando. El modo “Hybrid” mantiene trabajando tanto al motor eléctrico como al TDI, aunque regula su funcionamiento dependiendo de las condiciones y necesidades y en el “Coast” la Q7 entra en una “desaceleración regenerativa”, esto siempre con el respaldo del la navegación, que “mapea” en tiempo real las circunstancia de la carretera en los tramos próximos gracias a un sofisticado sistema que combina la cámara frontal de la camioneta y un radar que detecta los objetos próximos, información que puede usarse para generar una estrategia de conducción que ahorre aún más combustible.

 

La Audi Q7 E-Tron Quattro comenzará a venderse en Europa a finales de año, aunque Audi no ha especificado su disponibilidad para el resto del mundo. De cualquier forma, el programa E-Tron de Audi podría bien ser el inicio de un futuro híbrido para la marca.

Los mejores vídeos