Renault revisaría 15 mil autos diésel

renault35530.jpg
renault35530.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Ayer les compartíamos los pormenores del caso de emisiones de Renault desatado por el gobierno de Francia, que si bien no ha resultado en un nuevo Dieselgate, sí ha golpeado el ala financiera de la empresa con pérdidas en el mercado bursátil.

 

Pese a declaraciones acusatorias subidas de tono a finales de la semana pasada, el Ministerio de Ecología de Francia tuvo que terminar aclarando que no se había encontrado evidencia de trampas en los motores de Renault, aunque precisó que había autos que presentaban emisiones por encima de la norma en el “mundo real”, entendiendo por esto a pruebas realizadas en condiciones normales, no en pruebas de laboratorio controladas, donde rara vez se rebasan los 50 kilómetros por hora (con lo que resulta difícil igualar consumos y emisiones homologados en el día a día), esto, según los ciclos actuales de homologación europeos, que cuentan con parámetros establecidos entre las décadas de los setenta y noventa.

 

Por ello el gobierno francés habría encontrado variaciones en Renault y al menos un par de fabricantes más, ante lo cual la firma francesa se ha comprometido con las autoridades a elaborar un plan técnico para reducir el nivel de emisiones (reales) en los vehículos afectados.

 

Renault revisaría unos 15 mil autos, al parecer del modelo Captur, a los que se ajustaría el sistema de filtración. Thierry Koskas, director de ventas de la marca, señala “Renault no está engañando, no hemos utilizado software o cualquier otro método para falsear las pruebas”.

 

Ségolène Royal, Ministra francesa de Ecología, resaltó la preocupación por la transparencia del fabricante de autos y llamó a seguir comprando autos de Renault. El gobierno francés aún es poseedor del 19.7% de la marca del rombo.

Los mejores vídeos