Previa Salón de Ginebra 2016: Mercedes-AMG C 43 Coupé

mercedesamgc4321709.jpg
mercedesamgc4321709.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Hace unas semanas les platicábamos de cómo Daimler, en un afán de continuar con la “simplificación” de su nomenclatura, fusionaría la línea AMG Sport con los AMG propiamente dichos; diferenciándose principalmente, además de una potencia y un ajuste menos radical, en que los exAMG Sport recibían un motor fabricado en serie, aunque desarrollado por la casa de Affalterbach, mientras que los segundos montan un impulsor ensamblado por un artesano.

 

 

El primer modelo en recibir esta “adecuación” fue el Mercedes-Benz C450 AMG Sport, que pasó a denominarse Mercedes-AMG C 43; ahora se presenta un modelo equivalente, pero para la variante Coupé.

 

Además de fungir como el hermano menor del C 63 Coupé, como lo indica la numeración de menor valor, el C 43 se contenta con un motor V6 de 3.0 litros asistido por doble soplador, por lo que sus cifras quedan en 362 hp y ​​384 lb-pie de par; todavía impresionante, pero no deja de estar bien delimitado bajo el C 63 y el C63 S. El paquete es completado por una transmisión automática de nueve velocidades, con la que el dos puertas es capaz de hacer el 0 a 100 km/h en 4.6 segundos; la tracción total 4MATIC es de serie, ajustada para enviar un 2% más de torque al eje posterior.

 

 

También nos encontramos con adiciones bienvenidas como una suspensión adaptativa AMG Ride Control con tres modos de ajuste; control electrónico de estabilidad también adaptable para proporcionar un manejo más permisivo al límite; suspensión más rígida y frenos redimensionados de 14.2 pulgadas al frente y 12.6 pulgadas detrás.

 

 

Exteriormente recibe detalles estéticos únicos como acentos metálicos en la barredora frontal y el difusor trasero, escapes y manijas cromados, parrilla negro brillante y spoiler y carcazas de los espejos en negro, tonalidad que se repite en los rines de 18 pulgadas, que opcionalmente pueden crecer a 19; muchos de los detalles metálicos también se pueden pedir en negro.

 

 

En el interior hay un cuadro de instrumentos AMG con diseño de bandera a cuadros; volante deportivo en forma de “D” con cuero y costuras contrastantes en rojo, además de acentos metálicos; el rojo sobre negro se repite en las vestiduras, mientras que en la consola central vemos fibra de carbono con acabado brillante, que podría ser simulada.

 

 

El Mercedes-AMG C 43 estará disponible en el último trimestre del año, con precios por anunciar. Se exhibirá a partir del 1 de marzo en el Salón de Ginebra.

 

Los mejores vídeos