Posible motor LSA para el Chevrolet SS

chevrolet_ss_1.jpg
chevrolet_ss_1.jpg

Por Santiago Álvarez (@santi_al91)

 

Desde que General Motors tomó la decisión de finalizar la fabricación de vehículos Holden en Australia, algunos se han preguntado qué sucedería con el Chevrolet SS, modelo que está basado en la vigente evolución (VF) del Holden Commodore y cuya comercialización fue retomada en Estados Unidos con la marca del corbatín, después de la salida del mercado del Pontiac G8.

 

Varios rumores señalan que 2017 sería el último año de producción del Chevrolet SS en su formato actual, es decir, con la plataforma Zeta de propulsión posterior y un motor V8 LS3 de 6.2 litros y 415 HP. Se espera que el Holden Commodore VF y sus derivados sean sustituidos por un modelo con plataforma de tracción delantera o en las cuatro ruedas, por lo cual aún es incierto el futuro del sedán que Chevrolet comercializa en Norteamérica.

 

Así que a manera de despedida, Chevrolet estaría considerando realizar una modificación importante para el último año-modelo del actual SS, pues se especula que colocaría bajo su cofre el motor supercargado V8 LSA de 6.2 litros y 580 HP, empleado en modelos como el Cadillac CTS-V y el Chevrolet Camaro ZL1 de anterior generación.

 

Esta combinación no es del todo inédita, pues los HSV Clubsport R8 y Vauxhall VXR8 GTS que se ofrecen en Australia y el Reino Unido (también basados en el Holden Commodore VF) ya emplean dicha planta de poder, por lo que solo sería cuestión de acondicionar este poderoso motor a los sedanes con volante a la izquierda. 

Los mejores vídeos