Piden investigar accidentes de autos autónomos

googleselfdrivingcar2.jpg
googleselfdrivingcar2.jpg

Por José Virgilio Ordaz.

 

Watchdog (perro guardián), es una agrupación de consumidores sin fines de lucro asentada en California, Estados Unidos, la cual en fechas recientes ha solicitado al Departamento de Vehículos Motorizados de California (DMV) que supervise de manera más estricta los accidentes en la vía pública en los que se ven involucrados los autos autónomos.

 

Actualmente, este tipo de accidentes sólo deben de reportarse al DMV, quedando a criterio de la policía si deben investigar o no. Hasta ahora, en los 15 accidentes reportados de vehículos autónomos la culpa recae en personas, casi siempre en conductores ajenos al proyecto, sólo en uno, con un auto de Google implicado, se han presentado lesiones menores.

 

Bajo el sistema de información actual, el DMV -y el público- deben depender por completo de la versión del gigante de Internet de lo que pasó. No hay ninguna investigación independiente de terceros", declara John Simpson, director de proyectos de Consumer Watchdog.

 

Según sus palabras, Google no es lo suficientemente bueno para ellos al convertir las calles en su laboratorio; el DMV debe exigir que se proporcionen datos y video al departamento de policía para que abra una investigación por cada accidente. La agrupación ya había solicitado anteriormente informes sobre los accidentes de autos autónomos, a lo que Google respondió creando un boletín mensual con información detallada de los accidentes que llegaran a suscitarse.

 

Nueve empresas operan actualmente 78 autos autónomos de pruebas, Watchdog afirma que su principal interés es la comprensión de cómo interactúan con otros conductores humanos. La asociación también se adelanta al pedir al DMV informes de accidentes en donde se requiera la intervención humana al desacoplarse el sistema autónomo, aunque los primeros reportes para estos casos llegarán el 1 de enero de 2016.

 

 

Los mejores vídeos