Novedades de Toyota para el Salón de Tokio

toyotasfrconcept01.jpg
toyotasfrconcept01.jpg

Por José Virgilio Ordaz.

 

Si debiera existir una palabra que defina al Salón de Tokio esa es “imaginación”; los fabricantes locales no suelen ponerse límites a la hora de diseñar los prototipos exhibidos en el evento; como muestra, mientras marcas como Mazda, Nissan, Suzuki, Subaru y Mitsubishi ya nos compartieron varios adelantos, ahora toca turno al gigante local, que no pretende quedarse a la zaga.

 

 

El primer concepto que nos muestra es el FCV Plus, el vehículo a pila de combustible nos recuerda a algunos prototipos futuristas orientales como el Nissan Round Box o los propios Toyota FT-EV; está propulsado por cuatro motores distribuidos en las ruedas; la pila de combustible se ubica en el eje delantero y el tanque de hidrógeno tras la banca trasera; con esta disposición se logra un generoso espacio interior pese a las contenidas dimensiones (3.8 metros de largo, 1.75 de ancho y 1.54 de alto); prescinde por completo del instrumental, concentrando todas las funciones en un head-up display. Recordemos que Toyota está interesada en expandir su gama de vehículos a hidrógeno y que ha llevado a producción modelos realmente peculiares como el Mirai o el I-Road de tres ruedas ¿Veremos algo como el FCV Plus en la siguiente década?

 

 

El segundo prototipo es el KIKAI, el cual, pese a ser el más imposible de los tres, no está desprovisto de atractivo. Toyota define su diseño como Steampunk, inspirado en las máquinas a vapor de la revolución industrial; si bien recuerda a un buggy o un hot rod con buena parte de su arquitectura expuesta y su mecánica trasera visible, tampoco puede negar un aire marcadamente japonés. El interior acomoda a tres pasajeros en posición 1+2, al estilo del Camatte Hajime, inspirado a su vez en el McLaren F1; hay ventanas interiores para que el conductor pueda ver la suspensión delantera y un par más debajo de las manijas de las puertas. No es tan pequeño como parece, pues mide 3.4 metros de largo y 1.8 de ancho.

 

 

¿Recuerdan que Toyota estaba considerando un hermano menor para el GT86? Pues el tercer modelo, pese a ser el más sencillo, no es el menos atractivo, además que parece casi listo para rodar por las calles. El S-FR (que creíamos podía ser el nombre para el Supra) es un coupé de 3.99 metros de largo, con lo que resulta ocho centímetros más grande que un Mazda MX-5; pese a ello, se las ingenia para ofrecer una banca trasera para dos ocupantes. Como mencionamos en un artículo previo, el diseño está inspirado en el Toyota Sports 800 de 1965 y otros modelos clásicos de la firma como el 2000GT; el tablero es minimalista, aunque el contraste de colores en puertas y asientos le da vistosidad. No se proporcionan especificaciones técnicas, aunque se habla de un motor 1.5 litros con unos 130 caballos enviados al eje posterior.

 

Los tres conceptos se mostrarán a partir del 28 de octubre, en el Salón de Tokio.

Los mejores vídeos