Nissan Kicks 2017: primeras impresiones

nissan-kicks-pi-1.jpg
nissan-kicks-pi-1.jpg

Por Gilberto Samperio y Manuel Fernández  Fotos: Carlos Quevedo

 

Ver nota de lanzamiento y precios

 

La enorme V al frente equilibra muy bien los faros alargados, consecuencia de una carrocería musculosa pese su menor talla. La cintura resulta enfática y domina hasta la trasera, donde no existe el portón plano tan acostumbrado en el otrora nicho de estas camionetas familiares. Más bien luce orgánica, lo que concede una imagen de atrás muy deseable y diferente.

 

Sin embargo, lo más interesante está en el interior. Los acabados y terminados pretenden crear una atmosfera premium, que si bien no lo es al cien por ciento, terminan por satisfacer los sentidos de cualquier automovilista. Salta a la vista que gran parte del tablero está recubierto en un símil piel y los asientos exhiben contornos muy marcados.

 

 

Lo que roba nuestra mirada son las dos pantallas informativas. La táctil que va al centro deja ajustar las amenidades y ciertas cualidades de los sistemas electrónicos de la Kicks, pero la gran novedad es la pantalla configurable ubicada bajo la cúpula donde el conductor se entera de todo lo que pasa tanto en el auto como en sus sistemas. Además del tacómetro, ofrece varias visualizaciones para dejar la que mejor nos acomode al momento de manejar.

 

Durante nuestra toma de contacto, el Kicks resulta muy convincente. Su marcha tiende a firme, algo seca en las calles maltratadas donde rodamos pero estupenda para las vías rápidas. Su manejo es divertido, ágil, pero se nota que el tren motor queda justo –es el 1.6 l de 118 Hp y transmisión CVT-, para las posibilidades del chasis. Sin embargo, la casa oriental deja abierta la posibilidad de que llegue un motor más potente que aproveche mejor el refinado bastidor y una transmisión mejorada en su operación (de entrada, se siente mejor conseguida que en un Sentra al acelerar a fondo y en que ciertas asperezas a bajas velocidades están mejor disimuladas). 

 

 

Lo que sí podemos anticipar de nuestros exámenes es el buen desempeño de los frenos, pues así haya campanas en el eje posterior se mantuvo, en promedio, por debajo de la barrera de los 40 metros desde 100 km/h en las repeticiones que efectuamos de forma estandarizada con todos los autos que probamos.  

 

Sin duda alguna, la nueva promesa llamada Kicks puede colocarse como una opción harto atractiva a los nuevos automovilistas, sobre todo a los jóvenes que gustan de la tecnología interactiva y un diseño de vanguardia. Nissan se pone lista, aunque el equipamiento de seguridad podría ser equivalente en todas las versiones, como ya ocurre en más de un rival.

 

Esperen en nuestra edición 261 la prueba completa de este lanzamiento y un especial junto a los rivales más importantes en su segmento. 

Nuestros destacados