Nissan considera reajustar su producción en Norteamérica

nissanxtrailproduccion01.jpg
nissanxtrailproduccion01.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Nissan está considerando recortar su producción en Norteamérica, al menos hasta la presentación del nuevo Altima.

 

Esto obedece al cambio de estrategia de Nissan, que se centrará en la rentabilidad en lugar de los números de venta, ya que si bien modelos como el Altima o la Rogue/X-Trail se mantienen a la cabeza de sus segmentos, esto se debe en parte a agresivas políticas de descuentos y bonificaciones en los Estados Unidos, lo que ha castigado su rentabilidad operativa hasta en un 30.5%.

 

 

Ante esto, la producción se ajustaría entre un 10% y un 20% en cinco plantas (dos de Estados Unidos y tres en México) cuya producción está destinada de manera prioritaria a la Unión Americana, el principal mercado de la marca; es decir, en Nissan esperan vender menos unidades al eliminar los incentivos, pero aumentando sus ganancias en el proceso al obtener mayor beneficio por unidad.

 

 

Estos recortes serían temporales, sólo durante el tercer trimestre del año, en que la marca confía que se habrá estabilizado la oferta y se lanzará uno de sus productos más importantes en la región, el Altima de sexta generación, del que esperan que sus nuevos atributos como opción a tracción total o un motor turboalimentado de compresión variable lo mantengan en el espectro alto de ventas.

 

 

Ante este escenario, se garantiza que no habrá despido de empleados en las cinco plantas. El plan original era que Nissan alcanzara una cuota de mercado del 10% en los Estados Unidos, aunque ahora se dará prioridad a la rentabilidad. Posiblemente esto afecte los planes de Renault-Nissan-Mitsubishi de ser el grupo autoconstructor más grande del mundo, aunque es posible que se compense con el crecimiento en la región de Asia-Pacífico, concretamente en China.

 

Nuestros destacados