NHTSA: más bolsas de aire bajo investigación

arcautomotive.jpg
arcautomotive.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Takata, el proveedor de autopartes, trabaja a marchas forzadas para reemplazar decenas de millones de bolsas de aire defectuosas, luego que la NHTSA (Administración Nacional de la Seguridad del Tráfico en las Carreteras de los Estados Unidos, por sus siglas en inglés), encontrara que habían ocultado deliberadamente un fallo que ya se ha cobrado al menos diez víctimas.

 

Claro, así como el caso Dieselgate ha hecho que casi toda la industria esté bajo la mira por la forma en que manejan sus consumos, las autoridades de la Unión Americana no quitan el dedo del reglón y ahora nos comparten que están investigando a otros proveedores de bolsas de aire en busca de posibles defectos.

 

Concretamente, ahora está en la mira de la NHTSA la empresa Atlantic Research Corporation, ARC Automotive, fundada hace sesenta años en los Estados Unidos y que cuenta con instalaciones en Reynosa, Tamaulipas. La agencia habría recibido un reporte sobre un accidente en 2009, pero lo consideró un caso aislado, sin embargo, un nuevo incidente ocurrido la semana pasada les puso en alerta.

 

A los lesionados de los casos anteriores, se sumó una defunción en Canadá, lo que aumentó la investigación de 490 mil a ocho millones de bolsas de aire instaladas en modelos de Kia, General Motors, Hyundai y Fiat-Chrysler. La NHTSA informará en las semanas siguientes si este posible fallo amerita un llamado a revisión.

 

Volviendo al caso de Takata, ahora toca turno a Jaguar-Land Rover de emitir un llamado correctivo, que afecta a 54 mil vehículos Jaguar XF 2009 a 2011 y Range Rover 2007 a 2011. De momento, los propietarios sólo recibirán un comunicado informativo, cuando Takata haya proveído las piezas necesarias para el cambio, lo que será tardado, JLR se pondrá de nuevo en contacto con los afectados.

 

 

Nuestros destacados