MINI Vision NEXT 100, presentación

vision-1.jpg
vision-1.jpg

Por Santiago Álvarez (@santi_al91)

 

Emulando a Rolls-Royce, MINI también da a conocer su propuesta conceptual con motivo del centenario de BMW y al igual que los modelos de las citadas marcas, el Vision NEXT 100 de MINI muestra características que tendrán los futuros modelos de producción, con soluciones que abordan temas como la movilidad urbana, el transporte individual o la conectividad.

 

La marca menciona que el MINI del futuro será más o menos igual de grande que el auto original y la ausencia de un entramado mecánico tal y como lo conocemos actualmente permitirá mejorar la habitabilidad interior. Por otro lado, en la construcción del auto serán empleados materiales como latón, basalto, celulosa, aluminio o plástico reciclado, así como papel para las superficies táctiles.

 

 

El interior está configurado alrededor del tradicional círculo central que tienen todos MINI, pero en vez de alojar el sistema multimedia o ser un medidor análogo, es un computador central llamado Cooperizer. Este sistema controlará todos los aspectos de manejo del auto y permitirá elegir distintos perfiles de conducción, con diversos modos de manejo para quien desee pilotar el auto o para quien desee activar el manejo autónomo.

 

Un aspecto bastante importante es que la marca busca conformar una especie de “comunidad de usuarios”, pues propone que los MINI del futuro sean usados por varios conductores que compartan los autos entre sí. De esta manera, la marca busca generar experiencias y recomendaciones de manejo entre grupos de personas con intereses similares.

 

 

Es por ello que, a través del concepto Digitally Mine, la marca propone un diseño que se puede adaptar a los diferentes gustos de los distintos usuarios que pueda tener el auto. De este modo la carrocería de este concepto adquiere los tonos y dibujos que cada uno desee, gracias a proyecciones lumínicas, las cuales también podrán activarse para cambiar el color del techo y la iluminación interior. En ese sentido, MINI busca profundizar aún más los niveles de personalización que actualmente maneja para sus modelos.

 

También jugará un papel vital el Cooperizer, pues la marca asegura que los MINI del futuro serán divertidos de conducir y se podrán configurar para brindar una sensación de manejo muy deportiva. Incluso contarán con elementos como la proyección de la trazada ideal en el panorámico o asientos con mayor soporte lateral. Aun así, en caso de activar la conducción autónoma, el volante se desplazará al centro y el espacio quedará libre para acomodar el cuerpo en una postura más relajada. Según el fabricante, el auto será capaz de emular el comportamiento dinámico de un John Cooper Works o recolectar información sobre nuestras preferencias para optimizar los desplazamientos.

 

De momento, la firma anglo-germana no brinda detalles acerca del esquema mecánico de este concepto, del que apenas menciona que tiene un tamaño compacto y es libre de emisiones.

Los mejores vídeos