Mercedes-Maybach Pullman 2019, presentación

mercedesmaybachpullman201901.jpg
mercedesmaybachpullman201901.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen)

 

Daimler recién renovó a la Clase S con un rediseño tan profundo que casi parece una nueva generación. Desde su presentación, se mostraron unidades tanto de los derivados AMG como de los Maybach, estos últimos, con amenidades y terminados de nivel hedonista y enormes motores de hasta doce cilindros.

 

 

Sin embargo, hay un puñado de gente alrededor del mundo que, además de ser clientes fieles del autoconstructor germano, son del tipo para los que el exceso nunca es demasiado. Para ellos, se presenta la variante Pullman del Mercedes-Maybach Clase S, en caso que quieran algo como una variante estirada del Rolls-Royce Phantom o el Bentley Mulsanne, pero con pleno respaldo de fábrica.

 

 

El largo de 6.5 metros (40 cm más que un Phantom de distancia larga entre ejes) requiere de un panel de metal y cristal entre ambas puertas a cada lado, tan es así, que es posible colocar una fila de asiento extra enfrentada con la trasera, aunque si disfrutan de los espacio amplios, puede configurarse únicamente para cuatro personas, las de atrás, con más espacio que en un avión de clase de ejecutiva. Hay una separación de operación eléctrica, enfriador para champaña, receptáculo para copas y sonido independiente Burmester para las “dos cabinas”.

 

 

Si el largo no es suficiente, podrán distinguir al Pullman por su parrilla con tiras verticales en cascada (como en el Vision Mercedes-Maybach 6 Concept) y los emblemas de la doble “M” de Maybach Manufaktur, además de los rines de 20 pulgadas con 10 aberturas.

 

 

Para que el apartado mecánico no sea menos, en el vano motor nos encontramos el V12 6.0 litros Biturbo con 630 HP y 1,000 Nm (737 lb-pie), lo que le gana el epíteto S650. El 0 a 100 km/h se alcanza en 6.5 segundos, mientras que el consumo medio homologado es de 6.8 km/l, aunque parece poco probable que este último dato cause incomodidad a sus futuros propietarios.

 

 

El precio de partida en Europa es de 500,000 Euros (unos 11.5 millones de pesos), que se pueden incrementar exponencialmente al elegir opciones como pintura bitono o una carrocería blindada.

 

Nuestros destacados