Mercedes-Maybach G 650 Landaulet 2018, presentación

mercedesmaybachg650landaulet02.jpg
mercedesmaybachg650landaulet02.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

La última propuesta de Maybach, luego de dejar de existir como marca en forma para pasar a ser el acabado más exclusivo de Mercedes-Benz, se asienta ahora sobre la Clase G.

 

Mientras que la venerada línea de SUVs sigue teniendo la robustez como característica pese a su longevidad –una nueva generación ya estaría en camino-, por otro lado, la exclusividad y la tecnología también se han vuelto parte de su sello con experimentos a la altura de las AMG G 63 6X6 y G 500 4X4², por lo que la pregunta natural es hasta dónde llegaron en esta ocasión para que la G ganara el apellido Maybach.

 

 

Para comenzar, rescata la prometida carrocería convertible, aunque aplicable sólo para las plazas posteriores, mientras que un motor V12 haya acomodo una vez más en el cuadrado vano frontal, esta vez, llevado hasta los 630 HP (612 en la AMG G 65 “normal”) y 1,000 Nm (737 lb-pie), suficientes para hacer una 0 a 100 km/h en menos de seis segundos pese a su aerodinámica de rascacielos, culpable en parte que la velocidad máxima se limite a 180 km/h.

 

 

Se las arregla para llegar a los 5.35 metros de largo, casi 20 cm más que un Clase S de distancia larga entre ejes. Como corresponde a sus proporciones arquitectónicas, la altura no es menos con 2.24 metros, culpa de un despeje al suelo de hasta 45 centímetros, gracias a los ejes portales que se articulan en ángulo (solución ya vista en las 6X6 y 4X4²) y que reparten la fuerza vía tres diferenciables bloqueables.

 

 

Los enormes rines de 22 pulgadas son apenas adecuados gracias al amplio perfil 325/55, de ahí que requiere de estribos desplegables para ayudar a los menos altos o ágiles para escalar hasta el exterior. La distancia entre ejes es más de medio metro más larga que en la G extendida (3.43 metros), lo que da más espacio para los cuatro pasajeros que puede alojar. Mientras que la primera fila cuenta con un techo rígido fijo, la segunda cuenta con una lona que al retirarla de manera automática, deja un hueco tipo pick-up abierta.

 

 

Para justificar el nombre Maybach, las plazas traseras deslizables (donadas por el Clase S) cuentan con multitud de configuraciones bitono, así como pespuntes con forma de rombo, consola central calefactable, asientos con masaje, calefacción y refrigeración incluso para los posavasos, bandejas tipo avión y sistema de ventilación de regulación independiente. Otras opciones incluyen mamparas de cristal que se puede opacar para mayor privacidad, guanteras traseras, copas para champaña y dos pantallas de 10 pulgadas.

 

 

Como el pasado Clase S Cabrio firmado por Maybach, la  G 650 Landaulet será una edición especial, limitada en esta ocasión a únicamente 99 unidades –serían menos, de no ser porque Dieter Zetsche, CEO de Daimler, realmente está entusiasmado con el proyecto-, a un precio mayor a los 550 mil dólares (poco menos de 11.2 millones de pesos).

 

https://www.youtube.com/watch?v=o7uGiiHsVr0

 

Nuestros destacados