Mercedes-Benz planea ampliar la línea AMG

mercedesamgc63coupeedition1dtm05.jpg
mercedesamgc63coupeedition1dtm05.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Daimler apenas nos anunció que los modelos AMG Sport quedarían absorbidos bajo el sello de los AMG propiamente dichos, es decir, aquellos que tienen un motor ensamblado a mano por un artesano y no únicamente uno que ha sido ajustado por la casa de Affalterbach, tal como sucede con los Sport. Ahora, el fabricante nos anuncia planes para expandir aún más las redituables siglas.

 

Tras el cambio, ahora son 38 vehículos que se comercializan bajo las siglas, al menos uno para cada modelo, salvo por la Sprinter. La primera parte del plan es añadir variantes AMG de acceso para los compactos de tracción delantera, los cuales se ubicarían por debajo de los respectivos CLA 45, GLA 45 y A 45, al estilo de los C 43 o E 43 AMG, colocándose el primero por debajo del C 63 y el segundo bajo un teórico E 63 (los números ya no tienen relación directa con la cilindrada, como ocurría antaño), que de momento está en espera, al igual que los modelos con motor de ocho cilindros no firmados por AMG.

 

Aparte del Clase C en variantes sedán, coupé y cabrio, así como el E sedán, de momento el apelativo 43 AMG ya está en la GLC, la CLC Coupé, el SLC y las GLE y GLE Coupé (aunque estas aún conservan la denominación 450 AMG). Falta por ver si el V6 3.0 litros biturbo con alrededor de 360 caballos llega a los sustitutos del Clase E Coupé y Cabrio. Aquellos que cuentan con una “S” en su nomenclatura (Clase S, GLS y SL) se siguen remitiendo por ahora a los 63 y 65 AMG con motores de ocho y doce cilindros, aunque en algunos el seis cilindros ya está presente.

 

Tan sólo el año pasado, Daimler vendió 68,875 autos con el sello AMG, por lo que al menos comercialmente la estrategia parece estar funcionando.

 

Los mejores vídeos