Menos potencia para los GT3 en Nürburgring

nurburgringgt31.jpg
nurburgringgt31.jpg

Por José Virgilio Ordaz.

 

Los encargados de Nürburgring están aprovechando la pausa invernal para ultimar las adecuaciones al circuito y poder levantar los límites de velocidad el siguiente año, luego del accidente de un Nissan GT-R con especificaciones GT3 pilotado por Jann Mardenborough durante una competencia del Serial VNL, que se cobró la vida de un espectador.

 

Si bien a raíz de esto se establecieron dichos límites y se hicieron cambios y actualizaciones en el trazado, se ha anunciado que para la próxima temporada, los autos clase GT3 deberán reducir su potencia en un 10 por ciento, junto con otras modificaciones en cuestiones aerodinámicas y de neumáticos, como una mayor altura de la carrocería y la prohibición de compuestos extremos o experimentales, en un esfuerzo por mejorar la seguridad y reducir los accidentes.

 

Un grupo de interesados, que incluye a diversos fabricantes, la asociación alemana del deporte motor (DMSB), y varios expertos como Hans-Joachim Stuck, piloto veterano, han estado trabajado para reducir los riesgos de accidentes en el circuito, promoviendo acciones como las anteriormente mencionadas y la prohibición provisional de autos GT3, aunque se espera que las medidas más recientes sean efectivas a largo plazo para que se vuelvan a celebrar este tipo de justas en la pista.

 

"El terrible accidente al comienzo de la temporada 2015 fue una llamada de atención para todos nosotros. De repente, vimos que habíamos llegado a un cierto límite", señalan los administradores del circuito; se espera que tras estas medidas vuelvan los fabricantes oficiales dispuestos a establecer nuevos récords de velocidad en el mítico autódromo.

 

Los mejores vídeos