Los próximos Mercedes-AMG compactos tendrán dos variantes

mercedesbenzasedanconcept06.jpg
mercedesbenzasedanconcept06.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Además del tren motriz del Mercedes-AMG Project One y el AMG GT Edition 50, la firma de Affalterbach también aprovechó las 24 Horas de Nürburgring para dar detalles de su gama futura en el mediano plazo.

 

Sin descuidar cada uno de los segmentos donde participa, los modelos compactos de Mercedes-Benz resultan neurálgicos para su operación como una mejor fuente de capitalización dada su mayor penetración de mercado contra modelos de tirada corta, además de funcionar como un medio para atraer nuevos clientes a la marca, que en décadas anteriores comenzó a padecer una peligrosa geriatrización. No es de extrañar que en un futuro añadan tres estilos más de carrocería.

 

En años recientes, AMG también varió su estrategia, que antes separaba a los AMG Sport (con motores desarrollados por AMG, pero fabricados en serie) de los AMG propiamente dichos (motores armados por un solo artesano, ciñéndose a la máxima “un hombre, un motor”); ahora todos son Mercedes-AMG, distinguiéndose los primeros por el número 43 (V6) y los otros por los números 63 (V8) o 65 (V12).

 

Sin embargo, los compactos de AMG, distinguidos por el “45” (L4), habían recibido hasta ahora un único ajuste de 360 CV que luego pasó a 381 caballos, dejando un espacio bastante amplio entre estos y los Mercedes-Benz 250 de 211 CV. Pero Tobias Moers, presidente de AMG, confirma que esto tendrá pronta solución.

 

Mientras que los AMG 45, que recibirán más de 400 HP en su siguiente generación, se miden contra productos como el Audi RS3 de 400 HP o el BMW M2 de 370 caballos, los nuevos AMG (¿AMG 35?) irán contra los S3 de 290 HP y los BMW 140i-240i de 326 caballos, por lo que cabe esperar una potencia en torno a los 300 caballos de fuerza. Habrá que esperar a la siguiente generación de compactos para conocer sus diferentes grados de potencia.

 

 

Nuestros destacados