Los Buick podrían importarse de China y Europa

buickregal201409.jpg
buickregal201409.jpg

Por José Virgilio Ordaz.

 

Salvo por la Encore que nos llega de Corea, el resto de la gama que oferta Buick en Norteamérica se hace en plantas locales, pero esto podría cambiar para algunos modelos a mediano plazo.

 

El LaCrosse, hermanado con el Chevrolet Impala; y la Enclave, que comparte base con la Chevrolet Traverse y la GMC Acadia seguirán armándose en Estados Unidos, mientras que el Verano, que también se fabrica en la Unión Americana y el Regal, que actualmente proviene de Canadá, se importarían desde China o desde Europa, con el fin de aprovechar la subutilizada capacidad de producción de las factorías de Opel. El cambio se daría tan pronto como en 2017; la mencionada Encore de Corea también podría llegar desde China.

 

El gigante asiático es actualmente el primer mercado para la marca Buick, una de las principales razones por las que esta división sobrevivió a la guillotina ocasionada por la crisis de General Motors, con lo que no pasó a formar parte del panteón automotriz junto con sus hermanas Saturn, Hummer, Pontiac y Oldsmobile.

 

Buick vendió 919,582 unidades en China; cuatro veces más que en Estados Unidos, dato que explica el porqué GM estaría considerando concentrar la producción de esa filial en el lejano oriente.

 

En Buick no han confirmado de momento esta información; lo que sí es seguro es que los próximos lanzamientos de la firma vienen de otras latitudes; el Cascada, derivado del modelo homónimo de Opel, llegará desde Europa en breve, mientras el crossover compacto Envision llegará de China a finales del 2016.

 

Nuestros destacados