Lo que viene para el BMW Serie 3

bmwserie3201621.jpg
bmwserie3201621.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

El actual BMW Serie 3 (en la galería) sigue ubicándose en el pináculo de su segmento, como pudimos comprobar en el último Master Test de sedanes mediano premium.

 

Sin embargo, sus más acérrimos rivales no están quietos, pues tanto el Audi A4 como el Mercedes-Benz Clase C recién acaban de remozarse, mientras que otros como el Lincoln MKZ y el Jaguar XE se están acercando bastante y tenemos nuevos Buick Regal y Volvo S60, por mencionar algunos de sus muchos rivales.

 

 

El Serie 3 es la columna vertebral de la operación de BMW desde 1975, con más de 10 millones de unidades vendidas. La generación actual (F30) fue lanzada en 2011, por lo que su renovación es más que inminente. Ya hay varios datos aproximados de la séptima fase (G20) que, si todo sale bien, hará su debut en el mes de octubre, en el Salón de París.

 

Afortunadamente, el modelo conserva su configuración de motor transversal delantero y propulsión trasera y esperamos una mayor distancia entre ejes para un mejor espacio interior; ya se han captado mulas de pruebas con puertas traseras ligeramente más grandes que parecen confirmarlo.

 

 

Los faros parecen tener una muesca inferior que remite a la cuarta generación (E46), mientras que los riñones de la parrilla toman una forma afilada que, afortunadamente, no parece compartirse con el resto de su gama. A pesar de todo, seguirá siendo reconocible como un Serie 3 al primer vistazo, tanto por fuera como por dentro.

 

 

El siguiente sedán mediano de BMW ofrecerá hasta seis opciones mecánicas a diésel, con potencias entre los 136 y los 340 HP, aproximadamente, pero no los veremos por aquí. En gasolina, muy seguramente veremos el tres cilindros de acceso, que ofrecerá unos 150 HP. Habrá motores de cuatro cilindros de unos 170, 204 y 265 HP, mientras que la variante M340i con el motor de seis cilindros en línea podría ofrecer hasta 380 caballos. Aún no se habla de hibridación suave, pero habrá variantes iPerformance con entre 230 y 265 HP.

 

 

En los dos extremos, podría recibir una variante totalmente eléctrica, aunque aún no hay una potencia estimada, mientras que el BMW M3 podría rozar la barrera de los 500 HP, algo que ya hizo el M4 GTS. La variante vagoneta está garantizada, pero tendremos que esperar hasta 2019, sin embargo, no parece que vaya a ser así para el Gran Turismo.

 

Nuestros destacados