La Volkswagen T-Cross 2019, con banca trasera deslizable

volkswagentcrossteaser21.jpg
volkswagentcrossteaser21.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Volkswagen continúa dándonos poco a poco más detalles de su venidera crossover subcompacta, la T-Cross.

 

En avances anteriores, Volkswagen ya nos había mostrado bocetos del diseño final de la camioneta así como un prototipo de desarrollo con los flancos descubiertos de camuflaje, de donde podemos inferir una carrocería más cuadrada contra su hermana mayor, la T-Roc (que no se vende fuera de Europa).

 

 

También nos ha permitido vislumbrar un diseño fuertemente influenciado por la Tiguan corta (que tampoco se vende en México) y la más reciente Touareg (que seguimos esperando), con unos faros pegados a la parrilla en un ensamble angular.

 

 

El último avance nos permite ver una banca trasera deslizable, que si bien no es algo extraño en el segmento inmediato superior, el de las Crossovers compactas, en un nicho de dimensiones más contenidas puede resultar algo neurálgico a la hora de tratar de combinar la capacidad de carga con la de pasajeros.

 

 

Colocada la banca en sus dos extremos, la capacidad de cajuela varía entre los 385 a los 455 litros, o hasta 1,281 litros en caso que se pliegue el respaldo, mientras que el respaldo del copiloto también se puede abatir en caso que deseen transportar objetos largos.

 

 

La T-Cross compartirá base con la SEAT Arona, mientras que la T-Roc deriva de la Tiguan, como una suerte de “crossover coupé”, algo inédito en el segmento generalista, aunque si escalamos a los vehículos premium seguiría un poco la fórmula de las Audi Q3 y Q2. Más adelante, Volkswagen también podría agregar una variante corta de cinco plazas de la Atlas/Teramont.

 

La Volkswagen T-Cross se presentará en el último trimestre del año, en un evento privado, ya que la marca no estará presente en el Salón de París. Si tenemos suerte, una variante para Norteamérica será fabricada en Brasil.

 

Nuestros destacados