La planta de Tennessee ensambla el Passat 500,000

volkswagenpassatnmschattanooga_500000.jpg
volkswagenpassatnmschattanooga_500000.jpg

Por José Virgilio Ordaz.

 

Fue en 2011 que Volkswagen volvía a hacer un modelo en suelo estadounidense; el elegido fue el Passat NMS (New Midsize Sedan), auto cuyo destino principal serían los Estados Unidos, Canadá y México, exportándose también a Corea y el Medio Oriente.

 

El auto que logró la marca es un Passat Limited Edition color blanco Candy con rines de 17 pulgadas Sonoma e interior en cuero negro con asientos calefactables, encendido por botón, cámara de visión trasera y sistema de audio premium, animado por un motor 1.8 litros turboasistido con 170 hp y 184 lb-pie.

 

Christian Koch, CEO de VW Chattanooga declaró: “Nuestro Passat ha elevado el listón de lo que se puede esperar de un sedán de tamaño medio y el auto número 500,000  fue construido con la misma pasión por el detalle con la que se hizo el primero. Estoy orgulloso de nuestro equipo y entusiasmado con los nuevos productos en el horizonte para esta fábrica".

 

En un futuro la planta podría fabricar una SUV de tres filas de asientos basada en el Passat, se llegó a barajar que también podría hacer la siguiente generación de la Tiguan, pero ésta al final fue adjudicada a la fábrica de Puebla, México.

Los mejores vídeos