La Ford Bronco, confirmada

fordbroncoconcept200404.jpg
fordbroncoconcept200404.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

En los últimos meses, hubo un sinnúmero de especulaciones con respecto a cómo se reestructuraría la producción de Ford en Norteamérica, lo cual ha sido incluso materia de debate político en la Unión Americana.

 

Lo primero que se confirmó de manera oficial fue que habría una nueva planta de Ford en San Luis Potosí, para posteriormente anunciar que la siguiente generación de los Ford Focus y C-Max se armarían en dicha factoría a partir de 2018.

 

Esto, además de grupos políticos conservadores, tampoco tenía muy contentos a los grandes sindicatos de trabajadores de la industria automotriz, por lo que el consorcio anunció su intención de añadir cuatro SUVs más a su oferta. La primera de ellas es la Bronco, denominación usada por el fabricante para una camioneta ofertada entre 1966 y 1996 (además de un concepto de 2004, en la galería), basada en un chasis recortado de la pick-up F-150, con lo que venía a ser una SUV dos puertas, al estilo de la RAM Charger.

 

 

La confirmación la dio Bill Johnson, presidente del UAW Local 900, Unión de Trabajadores de la Industria Automotriz de la planta de Ford en Michigan, donde se armará el nuevo modelo: “No nos gusta ver que los productos se van a México, pero la llegada de la Ranger y la Bronco a la línea de montaje de Michigan es algo que asegura de manera absoluta el futuro para nuestra gente, aún más de lo que lo hace el Focus".

 

Como se puede apreciar, le acompañará la pick-up Ranger, que no se oferta actualmente en Estados Unidos (a nosotros nos llega desde Argentina). Ambos modelos deberán de comenzar a ofrecerse cuando la producción de los Focus y C-Max cese en Michigan. Además de asegurar la producción de la planta, se conservan íntegras las 4,500 plazas laborales, lo que fue usado como arma de debate político aún antes de conocer los acuerdos oficiales. “No se perderá un solo puesto de trabajo”, señaló en su momento Mark Fields, CEO de Ford.

 

No está claro cuáles serán las otras tres SUVs de la que habló la compañía, aunque si incluimos a la filial Lincoln, podríamos hablar del reemplazo de la olvidable MKT derivada de la Ford Explorer; y quizá la introducción en la Unión Americana de la siguiente generación de la Ecosport, con miras a competir con la Chevrolet Trax, además de un posible reemplazo para la Flex o un producto de entrada para la división de lujo.

 

Los mejores vídeos