Ford confirma que los Focus y C-Max se armarán en México

fordcmax201535.jpg
fordcmax201535.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Con el aumento del precio de la gasolina la década pasada, en Estados Unidos comenzó a crecer la venta de vehículos compactos y subcompactos más frugales y eficientes. Por ello, Ford ofertó un mismo Focus a nivel global y comenzó la producción del Fiesta en México.

 

Pero a medida que la tendencia alcista se ha ido revirtiendo (en mercados con el precio del combustible liberado) los estadounidenses volvieron a los vehículos grandes, aunque con mayor despeje al suelo. De acuerdo a cifras del mes pasado, tras seis años de crecimiento, el mercado automotriz en la Unión americana comenzó a constreñirse, pero no de manera pareja; mientras los autos de pasajeros se desplomaron hasta un 40% por modelo, las camionetas (SUV, crossovers y pick-ups) siguen aumentando sus ventas.

 

Por ello, autos menos rentables y con un porcentaje no tan alto de ventas comenzarán a mudarse o desaparecer. Ford anunció el año pasado que dejará de producir los Focus y C-Max en Estados Unidos y aunque siempre fue un secreto a voces, ahora confirman de manera oficial que a partir de 2018 ambos serán montados en México, concretamente, en San Luis Potosí.

 

Para mantener su plantilla de trabajadores y su capacidad productiva, se plantean como sustitutos a la Ranger, que no se oferta al norte del Río Bravo; y una SUV tradicional derivada de ésta que podría denominarse Bronco.

 

Actualmente, Ford fabrica en México motores, el Fiesta, que también podría anunciar cambios en los meses siguientes, el Fusion y el Lincoln MKZ.

 

 

Nuestros destacados