Fiat Uno 2015: primeras impresiones

FIAT-UNO1.jpg
FIAT-UNO1.jpg
Poco hay que decir en cuanto al manejo del renovado Uno pues este facelift se enfocó en su apariencia. En Brasil lo habrá con un inédito sistema start/stop (encendido y parada automática del motor en detenciones temporales) que no estará disponible en México, donde mantiene el impulsor 1.4 de ocho válvulas y 85 hp muy bien aprovechado para el manejo urbano, con suficiente elasticidad en cambios altos (trae una manual de cinco) pero, como es natural en las mecánicas de su tipo, no tanta energía al estirar la aguja del tacómetro. 
 
Una de las principales virtudes, ampliadas con la versión de despeje al suelo elevado Way que ahora arriba, es una marcha blanda que da más tranquilidad en muchas ciudades cuya malla vial está en avanzado estado de deterioro. La contraparte es que en carretera es mejor no excederse más allá de los límites legales de velocidad, con abundantes movimientos de la carrocería y gran sensibilidad a los vientos laterales. 
 
Adentro es donde se aprecia el mayor avance, con materiales más a la altura del resto del segmento, mayor atención al detalle en texturas y una instrumentación con una pantalla digital similar a la del 500.
 
En relación a su competencia, el Uno sigue resaltando por unas dimensiones un poco más versátiles por espacio y un equipamiento de seguridad correcto en todas las versiones. 
 
Los mejores vídeos