Ex-CEO de Bentley demanda a Volkswagen

wolfgangschreiber.jpg
wolfgangschreiber.jpg

 

Por Edmundo Cano

 

Como si Volkswagen necesitara más problemas  de los que ya tiene con el escándalo del “Diesel-gate”, ahora tiene que lidiar también con una demanda millonaria que ha puesto en su contra el ex-CEO de Bentley, Wolfgang Schreiber, que exige “compensación adecuada” tras su rol como uno de los principales desarrolladores de la popular transmisión DSG. 
 
 
La historia de Volkswagen y Schreiber se remonta a 1984, cuando se enlistó en el grupo automotriz como ingeniero. Entre 1996 y 2003 estuvo a cargo del desarrollo de transmisiones dentro del grupo VAG antes de pasar a ser director de Bugatti, para luego pasar a dirigir Bentley en 2012, puesto que ocupó hasta 2014 cuando fue reemplazado por Wolfgang Duerheimer.
 
Schreiber ya ha rechazado una oferta inicial de Volkswagen Group de 20 millones de euros como compensación, y para evitar la demanda que el exejecutivo ha interpuesto en una corte de Munich. En lugar de eso, quiere recibir regalías que según su caso, le correspondería, ya que varias de las patentes relacionadas a la transmisión DSG que están registradas por Volkswagen incluyen su nombre. El litigio entre ambas partes está lejos de terminar, pero es seguro que a Volkswagen no le saldrá barato dirimir esto, lo cual llega en un momento muy inoportuno para la marca, que está destinando una fuerte parte de su presupuesto a pagar multas e indemnizaciones alrededor del mundo luego del escándalo de sus motores a diésel.
 
 
 
Los mejores vídeos