El siguiente Caterham Seven, aún más ligero

caterhamsupersportr201301.jpg
caterhamsupersportr201301.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

El Caterham Seven es uno de muchos autos que derivan o rinden tributo a uno de los ultraligeros más celebrados de todos los tiempos: el Lotus Seven.

 

El chasis tubular, la carrocería mínima y la casi ausencia total de equipamiento o elementos innecesarios (como un techo), logran que el Caterham sea uno de los deportivos más interesantes, pese a que sus cifras de potencia pueden no asustar. Partiendo de 80 HP hasta llegar a los 310 HP, con un peso que ronda la media tonelada, la relación de caballos por kilogramo en los ejemplares más potentes es casi tan buena como la del Bugatti Veyron SS.

 

Cualquiera pensaría que lo que hace falta para mejorar esta fórmula ganadora son más caballos, pero Caterham se ajusta a la máxima de Lotus: “quitar un kilogramo antes que aumentar un caballo de fuerza”,  por ello se ha asociado con el especialista en marcos de bicicleta Reynolds y Computer Aided Engineering (CAE, ingeniería asistida por computadora).

 

 

El primer prototipo del nuevo chasis ya está listo y a decir de Caterham es 10% más ligero que el anterior. Contra lo que pudiera pensarse, en lugar de usar materiales exóticos en su construcción, han optado por acero dulce (con un 0.25% de carbono).

 

 

Reynolds usa su tecnología Butted Tubing, en donde las paredes de los tubos son más gruesas en las partes donde se requiere resistencia adicional y más delgadas en las zonas centrales, con lo que algunos llegan a ser hasta 50% más ligeros, sin que por ello la estructura sea menos rígida o fuerte. El costo para amortizar el uso de esta tecnología sería de 1,000 a 2,000 Libras Esterlinas por unidad (25 a 50 mil pesos, aproximadamente). Caterham espera pronto tener un modelo de producción a partir de este prototipo.

Los mejores vídeos