El Rolls-Royce Wraith se actualiza

rollsroycewraith201401.jpg
rollsroycewraith201401.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Las marcas de hiperlujo no son precisamente dadas a renovaciones rápidas; aunque recibió una actualización mayor en 2012, en el fondo el Rolls-Royce Phantom sigue siendo el enorme sedán lanzado por BMW en 2003 y que tendrá que esperar hasta 2018 para una nueva generación; mientras que el Bentley Continental lleva ya trece años entre nosotros, habiendo recibido también un facelift profundo en 2013 y uno más ligero el año pasado.

 

Por ello sorprende que la marca de la doble “R” esté preparando un lavado de cara de media vida para el Wraith, develado originalmente en el Salón de Ginebra 2013; aunque debemos recordar que el gran coupé deriva del Ghost, lanzado en 2010, por lo que también resultaría inminente la renovación del sedán.

 

Lo más probable es que el coupé reciba muchos de los –casi imperceptibles- cambios estéticos ya vistos en el recién presentado convertible Dawn, renunciando a la cajuela escalonada estilo “Bangle” y con un “Partenón” más prominente por parrilla. También cabe esperar un nuevo sistema de infotenimiento con pantalla de 10.25 pulgadas.

 

No parece necesario tocar el V12 biturbo de 6.6 litros con 624 hp y 590 lb-pie (800 Nm) capaz de lograr el 0 a 100 en 4.6 segundos y llegar a una máxima de 250 km/h. El nuevo Rolls-Royce Wraith podría mostrarse al público en el Salón de París, en octubre.

 

Los mejores vídeos